Cristina Fernández encubridora de iranies

La justicia argentina avaló el viernes la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a un centro comunitario judío en 1994.

En una resolución, el fiscal Gerardo Pollicita consideró que la denuncia que hizo su colega el 14 de enero existen suficientes elementos para continuar investigando si la mandataria Cristina Fernández buscó desligar la presunta responsabilidad de ocho iraníes en el peor atentado terrorista ocurrido en suelo argentino.

Pollicita no solicitó que se realice una indagatoria a la mandataria Cristina Fernández ni a funcionarios y allegados al gobierno acusados previamente por Nisman, pero “sí requirió varias de las medidas solicitadas ahí y otras nuevas que se conocerán en los próximos minutos”, informó el portal de la Agencia Nacional de Noticias Jurídicas dependiente del Ministerio de Justicia.

Ahora el juez Daniel Rafecas deberá analizar la resolución de Pollicita y evaluar cuáles serán los siguientes pasos en el proceso penal.

“A propósito de lo enunciado hasta aquí, corresponde introducirse en el análisis de la posible relevancia jurídico penal de los hechos denunciados por el fiscal general Dr. Alberto Nisman, cuya investigación se promueve mediante este acto procesal”, dice Pollicita en su resolución difundida en sitios oficiales del Poder Judicial argentino.

En el documento, el fiscal Pollicita recordó están “imputados en la denuncia que dio inicio a las presentes actuaciones” la presidenta, el canciller Héctor Timerman, el diputado oficialista Andrés Larroque, un representante de la comunidad iraní en Argentina, Jorge Alejandro “Yussuf” Khalil, el ex juez, Héctor Luis Yrimia, los dirigentes sociales afines al oficialismo, Luis D`Elia y Fernando Esteche, y el presunto espía “Allan”, que según Nisman sería Ramón Allan Héctor Bogado.

El 18 de julio de 1994 una camioneta cargada con explosivos detonó frente al edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), y causó la muerte de 85 personas. Dos años antes, un ataque similar destruyó la embajada israelí en Buenos Aires, con un saldo de 29 muertos.

Ninguno de estos ataques ha sido esclarecido.

Nisman fue encontrado muerto con un tiro en la cabeza en su departamento cuatro días después de haber presentado la denuncia contra la presidenta Cristina Fernández. El investigador requirió una indagatoria a Fernández y al resto de los imputados.

Horas después del hallazgo del cuerpo sin vida de Nisman estaba prevista una reunión del fiscal con un grupo de legisladores en el Congreso donde se esperaban que ofreciera más detalles sobre su acusación, la más grave que haya recibido Fernández.

La mandataria Cristina Fernández lleva más de siete años de gobierno y culmina su mandato en diciembre.

Cristina Fernández

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *