Alejandro González Iñárritu podría ganar el Oscar al mejor director

Alejandro González Iñárritu podría alzarse el domingo con el Oscar al mejor director, apenas un año después de que su amigo y compatriota Alfonso Cuarón se convirtiera en el primer latinoamericano en lograrlo.

De ganar este honor y el premio a la mejor película, el realizador de “Birdman” Alejandro González Iñárritu haría historia en los Oscar. También compite, junto con Alexander Dinelaris y los argentinos Nicolás Giacobone y Armando Bo, por el premio al mejor guion original.

Su oscura sátira de la industria del espectáculo, sobre un ex astro del cine envejecido que intenta dejar atrás su fama de superhéroe montando una obra seria en Broadway, encabeza la lista de nominados con nueve candidaturas que incluyen mejor actor (Michael Keaton), actor de reparto (Edward Norton) y actriz de reparto (Emma Stone), así como cinematografía (del mexicano Emmanuel Lubezki, que ganó el año pasado por “Gravity”), mezcla de sonido y edición de sonido (de Aaron Glascock y el también mexicano Martín Hernández).

Aunque otra excéntrica comedia, “The Grand Budapest Hotel” de Wes Anderson, cuenta con igual número de postulaciones y superó a “Birdman” en los Globos de Oro como mejor cinta musical o de comedia, Alejandro González Iñárritu enfrenta la mayor competencia de “Boyhood” y su director Richard Linklater, también agasajados en los Globos.

El mexicano Alejandro González Iñárritu ya compitió por los Premios de la Academia a la mejor película y mejor director en 2007 con “Babel”, y sus filmes “Amores perros” (2000) y “Biutiful” (2010) estuvieron nominados a mejor cinta en lengua extranjera. Este año tiene grandes posibilidades.

“Boyhood”, el conmovedor relato sobre el paso a la adultez filmado en un periodo de 12 años, inicialmente estaba considerado como el gran favorito a los Oscar, pero “Birdman” tomó vuelo durante la temporada de premios, arrasando con reconocimientos clave que incluyen los del Sindicato de Productores y del Sindicato de Directores de Hollywood, ambos fuertes indicadores de lo que podría suceder el domingo al ser sus miembros votantes de la Academia. El Sindicato de Actores de la Pantalla, el gremio con mayor número de votantes en los Oscar, le dio su máximo honor: el premio al mejor elenco, que muchos ven como su equivalente a mejor película.

“Si ésta es considerada una gran película, no tiene nada que ver conmigo. Es un milagro”, dijo Alejandro González Iñárritu sobre las dificultades que enfrentó para realizar la cinta, mientras aceptaba el premio del gremio de directores a principios de mes.

El Oscar al mejor actor probablemente se decida entre Michael Keaton, por su regreso triunfal a la pantalla en un rol con el que pudo identificarse como un ex astro de “Batman”; y Eddie Redmayne, por su interpretación del famoso físico inglés con ALS Stephen Hawking, en “The Theory of Everything”. El de mejor actriz seguramente se lo llevará Julianne Moore por su papel de una académica con principios de Alzheimer en “Still Alice”. En cuanto a actuaciones de reparto, los favoritos son Patricia Arquette, como una madre soltera en “Boyhood”; y J.K. Simmons, como un estricto profesor de música en “Whiplash”.

En el apartado de mejor cinta en lengua extranjera las esperanzas del público hispano están puestas en “Relatos salvajes”.

La aclamada película del argentino Damián Szifron, una compilación de seis cortos que transcurren en los más dispares escenarios y cuyo nexo común son las reacciones violentas ante la transgresión de los límites, competirá por la codiciada estatuilla con “Ida” de Polonia, “Leviathan” de Rusia, “Tangerines” (“Mandariinid”) de Estonia y Georgia, y “Timbuktu” de Mauritania.

Es la séptima candidatura en este rubro para Argentina, que se ha alzado con la estatuilla en 1985 con “La historia oficial” de Luis Puenzo y en 2009 con “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella.

“Estoy muy, muy feliz”, dijo Szifron el viernes en Los Ángeles. “No podríamos estar más contentos, más agradecidos”.

Añadió que independientemente de lo que suceda, se irá feliz de esta intensa y exitosa experiencia.

“Es como escalar y de pronto llegaste a la cima y (tu cinta) está nominada y hay un pico más y decís, `Bueno, no sé, yo ya estoy bien acá’. Y bueno, si lo subís y `Relatos salvajes’ gana por supuesto bienvenido, pero perder el Oscar en este caso no es que arruina todo el recorrido. Para nada”, manifestó.

También por Latinoamérica se encuentra Gabriel Sierra, el primer nicaragüense nominado a un Oscar, con el cortometraje documental “La Parka”, que narra la vida de un trabajador de un rastro y la forma en que su oficio lo vincula con la muerte.

Serra relató a la AP que había soñado con un reconocimiento como este.

“Creo mucho en los sueños. Soñé que iba a estar en el teatro. No sé si soñé si estaba recibiendo el premio pero soñé que estaba allí”, dijo el jueves por la noche en Los Ángeles. “Me he convertido como en una especie de brujo, creo yo, en la vida. A veces tengo miedo con lo que deseo”.

La ceremonia de los premios Oscar, en su 87ª edición, se realizará el domingo en el Teatro Dolby en Hollywood.

De ganar, “Birdman” también pasaría a la historia como la película premiada con el título más largo: su nombre oficial es “Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)”, en español “Birdman: La inesperada virtud de la ignorancia”.

Por fortuna para los presentadores, Alejandro González Iñárritu no es quisquilloso.

“Sería mejor el título completo, pero honestamente entiendo que debemos ser prácticos”, dijo el realizador en una entrevista reciente. “Es más práctico decir `Birdman’, eso está bien conmigo”.

Alejandro González Iñárritu

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *