Recaudan fondos para niños con enfermedades crónicas mediante el arte

Recaudan fondos para niños con enfermedades crónicas mediante el arte
Recaudan fondos para niños con enfermedades crónicas mediante el arte

· Un cubo gigante pintado por niños y artistas será expuesto en el Hospital del Niño como símbolo del culto a la vida
· Elena Cepeda invitó a más de 30 artistas para solicitarles su colaboración y lograr invitar a más creadores
· Lo recaudado será transparentado a través de la página web del proyecto

Jardines de México se vistió de cubos multicolores, para recibir a decenas de personas que se unieron a una sola causa: la de recaudar recursos para salvar las vidas de cientos de niñas, niños y adolescentes con enfermedades crónicas como cáncer, sida, problemas renales o madurez prematura.

En el evento inaugural, la doctora Rebeca Borgaro Payró, directora médica del Hospital del Niño y Adolescente Morelense señaló que, luego de un año de sumar esfuerzos, se ha cristalizado el proyecto “Artistas al Cubo”.

“Con la participación integral de la sociedad, el gobierno y la iniciativa privada a través de los donaciones y el ímpetu de cientos de artistas nacionales e internacionales, se logró integrar un acervo de 560 cubos de cerámica en la que se plasma una esperanza de vida”.

El valor real de estas piezas radica en el significado de la trascendencia del propósito para el que fueron creadas.”

Rebeca Borgaro rememora que fue la presidenta del Sistema DIF Morelos, Elena Cepeda de León, quien convocó a connotados artistas a su casa para invitarlos a participar en esta acción a favor de la infancia morelense, quienes de inmediato se sumaron al proyecto; después puso a todo su equipo de trabajo para difundir y promover esta innovadora acción filantrópica.

Rafael Cauduro, Gilberto Aceves Navarro, Joy Laville, Rivelino, entre otros artistas de reconocida trayectoria, decidieron entregar su esfuerzo para lograr que más infantes con enfermedades terminales tengan atención médica.

En la inauguración estuvo presente Vesta Richardson, secretaria de Salud; Carmen Linares, directora de la Unidad de la Beneficencia Pública Estatal del Sistema DIF Morelos; y Sara Vázquez Cerde, directora de Jardines de México, quienes procedieron a cortar el listón, para horas más tarde dar inicio a la subasta de 62 cubos para financiar los tratamientos de niños de escasos recursos económicos.

María Cristina Vasco de Reynoso, quien desde hace más de 20 años ha participado en la construcción del nosocomio recaudando fondos con la sociedad civil, fue la primera en adquirir una de estas piezas valuadas entre 3 mil 500 y hasta 10 mil pesos.

“Este evento es un esfuerzo del gobierno para generar beneficios a quienes más lo necesitan y por eso es un placer para mí realizar una aportación comprando uno de los cubos que más le gusto a mi nieto”, apuntó la compradora número uno.

Luis Andrés Ortiz Reynoso, de 14 años de edad, se sintió contento de poder participar en una noble causa.

La señora Alba de Flores, originaria del Distrito Federal, escuchó del evento en un programa de televisión nacional y decidió asistir en compañía de su esposo e hijo para conocer el lugar y las obras que se expusieron en el Centro de Convenciones de Jardines México.

“A mi familia y a mí nos gusta el arte, observaremos la exposición y si algún cubo nos gusta y está dentro de nuestras posibilidades aportar para esta causa lo haremos, porque entendemos que cuando surge una situación de enfermedad como las que mencionan es imposible estar preparado para sufragar los gastos.”

Patricia González Arenal es artista plástica y creadora de uno de los cubos expuestos.

“Hace más de un año un grupo de acuarelistas decidimos sumarnos al proyecto al cual se han unido cada vez más artistas, esto me da mucho gusto. Invito a toda la gente a participar y comprar un cubo a favor de la vida y la esperanza”.

“A través de lo que pinté en el cubo, quise plasmar color y creatividad, es una pieza de arte-objeto en la que se manifiesta el deseo de los niños por la vida a pesar de las circunstancias por las que están atravesando”, agregó.

Ana Bertha Villanueva, fue invitada por un médico amigo suyo del hospital a participar.

“Es la primera vez que asisto a un evento de esta magnitud, los cubos me parecen extraordinarios pero sobre todo la labor altruista de los artistas y todas las personas e instituciones en el involucradas”, apunta.

“La cuenta a la que llegarán los recursos recaudados es manejada por el equipo de voluntarios que desde hace 20 años han dado su tiempo, esfuerzo y corazón para velar por la salud de los cientos de niñas, niños y adolescentes que son atendidos en el hospital, con lo que se garantiza la transparencia de las donaciones”, aclaró Borgaro.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *