Asesinados y quemados hasta dejarlos en cenizas

Asesinados y quemados hasta dejarlos en cenizas
Asesinados y quemados hasta dejarlos en cenizas

La declaración de tres integrantes de la organización criminal Guerreros Unidos, durante la reconstrucción de hechos en el basurero municipal de Cocula, revela que un grupo de más de 40 estudiantes fueron ejecutados e incinerados en el lugar.

En conferencia de prensa, el procurador general de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, destacó que la detención de Patricio Reyes Landa El Pato, Jonathan Osorio, El Jona y Agustín García Reyes, El Chereje, integrantes de Guerreros Unidos, fue la pieza clave para encontrar el lugar donde llevaron a los 43 desaparecidos.

Aseguró que los testimonios recabados, aunados al resto de las investigaciones realizadas, apuntan muy lamentablemente al homicidio de un amplio número de personas en la zona de Cocula, sin asegurar que se trate de los normalistas pues, dijo, debe esperar las pruebas de ADN.

Manifestó que a 33 días de que la PGR tomó las investigaciones de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa se han detenido a 74 personas, incluidos policías municipales de Iguala, Cocula, integrantes de la organización delictiva Guerreros Unidos y el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda.

Refirió que los 43 estudiantes que viajaban en cuatro autobuses fueron detenidos por órdenes del expresidente de Iguala, José Luis Abarca quien utilizaba el código A-5.

Aseveró que es la primera vez que el gobierno federal realiza una movilización tan extensa para la búsqueda de personas, contabilizando más de diez mil elementos de diversas dependencias.

De acuerdo con las investigaciones que se han llevado hasta el momento, los estudiantes fueron trasladados en unidades de policías municipales de Iguala y Cocula y entregados en la brecha Loma de Coyote, a integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos; de ahí fueron transportados en dos camionetas hacia el basurero municipal de Cocula, donde los privaron de la vida.

Murillo Karam destacó que “los detenidos señalan que en ese lugar privaron de la vida a los sobrevivientes y posteriormente los arrojaron a la parte baja del basurero donde quemaron los cuerpos, hicieron guardias y relevos para que el fuego durase horas arrojándoles diesel, gasolina, llantas, leña y plástico, entre otros elementos que se encontraron en el paraje”.

Los videos mostrados por la PGR demuestran el modo en que los delincuentes transportan los cuerpos; además, dan a conocer las declaraciones de dos detenidos que señalan que se les ordenó fracturar los restos para meterlos en bolsas y arrojarlas al río San Juan.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *