Nuestro México, el de los errores y los desmentidos. Hablemos de salarios de los maestros

Desde hace días se desato una serie de controversias en las cuales se vio que dos instituciones estaban encontradas en una disputa donde nadie podía ganar el todo.

El análisis que sobre los salarios de los maestros del país hizo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) sin duda alguna no dudo ni por tantito, contenga “múltiples errores” y carezca “de seriedad y rigor” en un análisis donde se puede evidenciar lo que se dice a traves de presentar la metodología que llevo a las conclusiones del mismo.

Pero ojo, que salga inmediatamente después de que supiéramos que un maestro de primaria en Oaxaca gana más de 600 mil pesos al mes, la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) a desmentirlo, habla de que también necesitamos bases para saber que lo que dice la SEP es verdad.

Nadie da pruebas.

Y sí, parece increíble y poco serio que, en México, un maestro de una escuela primaria pública oaxaqueña gane 603 mil pesos al mes, o que más de 91 mil profesores tengan salarios que los colocan entre el 10% de la población “más rica del país” (aquellas familias que tienen ingresos mensuales de unos 44 mil 500 pesos), o que 70 miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) tengan un salario similar o superior al del Presidente de la República, o que otros mil 442, de los cuales mil 441 están en el estado de Hidalgo, tengan casi 102 años de edad y que nacieran el mismo día (12) del mismo mes (12) del mismo año (1912).

Esta es nuestra sociedad, cualquiera puede decir algo, salga una autoridad y con su peso solamente diga que es mentira y nada se investigue, parece que de ambos lados se desea denostar al contrario, pero en fin, de errores y desmentidos el periodismo mexicano parece que se nutre.

Nuestro México, el de los errores y los desmentidos. Hablemos de salarios de los maestros
Nuestro México, el de los errores y los desmentidos. Hablemos de salarios de los maestros

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *