Arquímides Oseguera Solorio y Omar Alejandro Soto Gil al servicio de los caballeros templarios

La procuraduría michocana reveló que Arquímides Oseguera Solorio, alcalde de Lázaro Cárdenas, y Omar Alejandro Soto Gil, su tesorero, cobraban cuotas a constructoras que eran licitadas, y dicho dinero terminaba en manos de sus jefes criminales.

El responsable de las finanzas municipales reconoció haber participado como gestor para el cobro de cuotas a empresas.

Existen, además, imputaciones contra el edil con relación a su probable responsabilidad en el secuestro de un joven, cuyo paradero hasta el momento se desconoce.

Alcaldes que trabajan para el narcotrafico, el lado miserable de la política.

Arquímides Oseguera Solorio y Omar Alejandro Soto Gil al servicio de los caballeros templarios
Arquímides Oseguera Solorio y Omar Alejandro Soto Gil al servicio de los caballeros templarios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *