Los secuestros en Morelos van a la baja

Los secuestros en Morelos van a la baja, y esto nadie lo puede negar, hay quienes creen que hay cifras maquilladas, hay quienes ven solamente un puñado de datos sin ton ni son en manos de personas como Graco Ramírez, gobernador del estado, usadas a su antojo, hay quienes simplemente no quieren ver la verdad.

Si las cifras que tiene el gobierno de Graco Ramírez no convencen a muchos, quizá y es porque la clase política e histórica del estado (PRI) se ha encargado de poner en el subconsciente colectivo, que todo lo que provenga del gobierno será malo, impuesto, capricho y en detrimento de la gente.

Ya no puede México en el siglo XXI seguir creyendo esto.

Las cifras presentadas por Graco Ramírez no son producto de una platica de amigos, están basadas en cifras federales, que a sus detractores parece tampoco convencer, bueno… pues que muestren sus propias cifras, pero también que evidencien sus metodologías para dichas mediciones, porque solamente decir no creo en tal o cual cosa, no es libertad de expresión, parece porrismo.

Y si no podemos ver que en 18 meses se ha comenzado desde cero una estructura en torno a la seguridad, con cambios de personal, profesionalizacion de equipo, capital humano, infraestructura, etc pues entonces y sin apasionamientos y malas caras díganme, ¿que ven? porque 200 patrullas nuevas para policías, se ven en las calles, un helicóptero recuperado se ve en el aire, la detención de secuestradores se ve en los procesos judiciales abiertos, la falta de cabezas rodantes en las calles o colgados en los puentes se ve de noche y a luz del día, pero por sobre todo, los fines de semana de caótico transito y restaurantes y hoteles llenos, se ve a simple vista a los ojos de no solo morelenses sino también, defeños que comienzan a regresar ya que la confianza se esta reconstruyendo.

Es muy fácil gritar y denostar, es muy difícil llegar, evaluar la situación del problema, comenzar la rectificación de rumbo, creación de estrategia, trabajo día a día y claro, construcción de infraestructura.

Nadie dice que todo es felicidad, pero decir también de que Morelos es el infierno, es siquiera no haber visto dicha pelicula y hacer a un lado a un sexenio anterior donde las escenas de cuerpos, levantones y demás, eran tema de todos los dias pero quiza disminuidas por cuestiones de sangre y narcotráfico en Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán o Culiacán.

Los secuestros en Morelos van a la baja
Los secuestros en Morelos van a la baja

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *