El maestro Alberto Patishtán le dijo al Presidente que siga haciendo cosas buenas

Con el rostro sonriente, Alberto Patishtán llegó a la casa de la Solidaridad acompañado de sus hijos Gabriela, Héctor y su pequeña nieta, escoltados por los machetes de San Salvador Atenco que al grito de “Ni un preso más” abrían paso entre los fotógrafos que buscaban el mejor ángulo del profesor indígena.

Muy pocos se percataron del paso lento del indígena tzotzil que se apoyaba en sus hijos para caminar, nadie sabía que está afectado de su vista por el tumor que tiene en la cabeza y por el cual está recibiendo 28 radioterapias en el Instituto Nacional de Neurología.

Durante la conferencia de prensa que ofreció, dijo que en este momento su prioridad está enfocada en mejorar su estado de salud.

El maestro Alberto Patishtán le dijo al Presidente que siga haciendo cosas buenas
El maestro Alberto Patishtán le dijo al Presidente que siga haciendo cosas buenas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *