Los que se sorprenden del espionaje a Enrique Peña Nieto son patrioteros

Cuál es el escándalo de que sepamos que Estados Unidos espía a los demás mandatarios, así sean denuncias de espionaje contra Dilma Rousseff de Brasil o Enrique Peña Nieto de México, ¿Cuál?

¿Todo porque surgieron de un reportaje del canal brasileño Globo, que se basó en documentos filtrados por el prófugo ex contratista de la estadounidense Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, acusado de espionaje por su país y asilado en Rusia?

Dejare todo en claro tan sencillo como lo que es, Estados Unidos no espía a los presidentes, espía a sus propios ciudadanos, solicita a empresas información de sus correos electrónicos con la mínima provocación de quizá actividades ilícitas, hay una serie de casos documentados que no deben venir de filtraciones de une x cercano a la CIA, etc.

Estados Unidos tiene fichas de millones de personas, claro que tiene espías cercanos a los presidentes y más de economías como Brasil que estuvo en gran expansión aunque Dilma Rousseff no sea tan dinámica como su antecesor y desde luego que el gobierno de Barack Obama tiene fichas y fichas y fichas de Enrique Peña Nieto, ex gobernador del estado más poderoso de México y densamente poblado así como candidato que regreso al PRI a la presidencia y quien trae una serie de carteras abiertas de reformas estructurales para el país; vecino de Estados Unidos y presidente de la nación que está peleando contra los carteles del narcotráfico ¿en cabeza de quien cabria que no lo tuvieran tan checado?

Hay nacionalistas y patrioteros y aquellos que se sorprenden del espionaje a Enrique Peña Nieto no son nacionalistas, sino patrioteros.

Los que se sorprenden del espionaje a Enrique Peña Nieto son patrioteros
Los que se sorprenden del espionaje a Enrique Peña Nieto son patrioteros

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *