Michoacán y la situación de médicos y enfermeras

Hay zonas en el país donde la falta de seguridad es tal que servicios como por ejemplo, de salud, no pueden desarrollar sus actividades con normalidad.

El caso que tocaremos hoy es el de Michoacán, donde por temor a que les pase algo, médicos y enfermeras no desean acudir a llamados de rescate en unidades móviles del IMSS o Cruz Roja.

Es entendible, en Ciudad Juárez, Culiacán y Nuevo León ha habido ataque a paramédicos que llegan a la zona del ataque a auxiliar a alguno de los heridos y los sicarios o integrantes de la banda del crimen organizado que hiciera el ataque, vuelven para rematar a los heridos, llevándose entre las patas a quienes trabajan prestando servicios de socorro.

De igual forma, los ataques a clínicas y hospitales del IMSS, ISSSTE o sector salud en ciertas localidades del país ha hecho que médicos y enfermeras no quieran ir a trabajar puesto que sicarios entran a los nosocomios y buscan rematar a aquellos que previamente habían atacado y no murieron en el atentado.

Y todavía aún más dramático, médicos y enfermeras no desean salir de hospitales y clínicas por temor a ser blanco del crimen organizado así que se quedan a dormir y pasar los días en el interior de las instalaciones de salud, puesto que se encuentran laborando en zonas calientes por el narcotráfico.

Usted ¿Qué opina?

Michoacán y la situación de médicos y enfermeras
Michoacán y la situación de médicos y enfermeras

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *