2 anécdotas sobre Margaret Thatcher

Falleció Margaret Thatcher, la conocida Dama de Hierro, quizá y muchos de mis apreciables lectores no tengan ni la más peregrina idea de quien es ella, pero puedo decirles que era una mujer que dirigió los destinos de Reino Unido por casi una década.

Sobre Margaret Thatcher muchas cosas se podrán decir, como por ejemplo que fue la que manejo perfectamente bien la guerra de las islas Malvinas con Argentina, que fue quien puso en su lugar a Polonia antes aun de la caída de la cortina de hierro, fue quien tenía hábitos familiares tan férreos que ni Inglaterra misma lograba que se rompieran; por ello estas palabras me gustaría dedicárselas a Margaret Thatcher quien, a través de su gobierno y su vida me ha hecho recordar dos de sus anécdotas más especiales (al menos para Mi).

Margaret Thatcher en entrevista
Margaret Thatcher en entrevista

Un carguero polaco había llegado a Inglaterra, estaba atracado y terminaban de descargar cuando tres marinos polacos habían decidido huir, bajaron del barco y en la capitanía de puerto estaban solicitando asilo político, cuando el capitán del carguero polaco se dio cuenta, bajo a tierra con una docena de hombres y sometieron a la autoridad portuaria, golpearon a los desertores y subieron al barco para regresar lo antes posible a Polonia. Cuando a la Dama de Hierro Margaret Thatcher le informaron lo que estaba ocurriendo ella solamente volteo y le dijo a su asesor en marina que rescataran a dichos hombres, el almirante que estaba a su lado abrió los ojos y pregunto ¿Cómo? Ya que el barco Polaco estaba en camino de salir del rio para escapar a toda velocidad en el mar y Margaret Thatcher solamente dijo “¿Qué la Real Marina Inglesa no tiene destructor que pueda cerrarles el paso, rescatar a esos hombre y dejarlos partir?”… antes de la desembocadura del Rio Támesis un destructor de la Real Marina Inglesa había cerrado el paso y estaba apuntando al carguero polaco, dos lanchas artilladas se aproximaban a abordar el barco y de ellas una docena de fuerzas especiales fueron directamente al capitán para decirle que amablemente entregara a los desertores ya que Inglaterra había decidido darles el asilo político que habían solicitado. El capitán entrego a los asilados, las fuerzas especiales que habían abordado por los nuevos ciudadanos ingleses, regresaron con ellos a las lanchas artilladas y el destructor que tenía sus 12 cañones apuntando al barco permitió el paso al carguero polaco que, sin confirmar, jamás volvió a regresar a Inglaterra.

De este tamaño eran las palabras y decisiones de Margaret Thatcher, una mujer que cambio la forma de ver la política y que cuando llego a ser la Primer Ministra de Inglaterra, muchos habían levantado la voz y casi desgarrado la vestiduras pero lo que hizo cuando lo hizo lo hizo tan bien que por ello mismo hoy que ha muerto estamos hablando en Solo Opiniones de ella.

Margaret Thatcher y Mijail Gorvachev
Margaret Thatcher y Mijail Gorvachev

Para Margaret Thatcher, Inglaterra era su prioridad, bueno… la numero dos, ya que la primera era siempre estar en casa para comer y servirle la comida (aunque ya ella no cocinara por el trabajo) a su esposo, por lo cual días antes de que llegase a dar la serie de incursiones que Inglaterra tendría en Oriente Medio y África, había que hacer una toma de decisiones y Margaret Thatcher estaba reunida con la cúpula de inteligencia militar británica, el MI5 y el MI6; cuando le decían los especialistas militares sus razones sobre tomar cierta acción preventiva contra terroristas, ella amablemente pregunto la hora y le respondieron que eran apenas unos minutos antes de la 1 de la tarde, ella sin mediar más palabra decreto un receso y le comento a su asistente que el auto que tenía a su servicio fuera a llevarle a la primer ministra pro tocino, ya que su marido adoraba los sándwiches de tocino con mostaza. Enojados los estrategas militares le dijeron que Inglaterra no podía esperar a que Margaret Thatcher atendiera a su esposo y se sentara para decidir la estrategia de ataque a lo cual la Dama de Hierro respondió que Inglaterra tenía el tiempo del mundo y que lo que se haría era una acción preventiva y los ingleses siempre iban no uno ni dos ni tres pasos adelante sino calles de distancia por lo cual, Inglaterra se detiene para tomar él te e Inglaterra podría esperar a seguir tras comer, en este caso, la comida de su esposo y que si no le parecía al comandante que le había recriminado, podía tomar inmediatamente un teléfono y pedir audiencia con la Reina para aclarar el punto, que como buena mujer y además, excelente esposa podría definir quien tenía la razón. El comandante tuvo que tragarse su orgullo y eso lo sabía Margaret Thatcher por lo cual al comenzar a retirarse desde la puerta le dijo al militar que le había increpado “vaya a casa, coma, cuando regrese con el corazón lleno de haber visto a su familia y comido bien, tendrá ánimos y mejor cabeza para patear traseros islámicos, no olvide que lo hacemos por ellos, por quienes amamos”. La historia le daría la razón.

Margaret Thatcher descansa ya y el mundo de quienes nos gusta analizar y saber la historia, reconoce con la partida de Margaret Thatcher que una era termina, la de los políticos con carácter.

Margaret Thatcher de visita en Estados Unidos
Margaret Thatcher de visita en Estados Unidos

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *