María Susana Flores, su trágica historia con el narcotráfico (parte 5)

En el 2011, luego de que Susy se enrolase en la universidad, comenzaron a circular rumores de que salía con un estrecho colaborador del Chapo, el principal sicario y lider del narcotráfico de la región de Guamúchil, que conforma casi una cuarta parte del estado.

Hay muchos temas tabús en Sinaloa, preguntas que no encuentran respuestas en un estado paralizado por el miedo. Generaciones de residentes han aprendido cuáles son los temas que no se pueden tocar y uno de esos es cuándo y cómo nació la relación entre Susy y Orso Iván Gastelum, conocido como “El Cholo Iván”.

Robusto, de cabello negro y cejas gruesas, El Cholo es un popular mafioso del Cártel de Sinaloa que luce camisas sin manga y otras prendas hip-hop en vez del característico atuendo vaquero de los narcotraficantes. Había sido capturado en el 2005 y acusado de posesión de armas ilegales, pero pagó una fianza y se escapó. Detenido nuevamente, cumplía en agosto del 2009 una condena a seis años en una celda con refrigerador, internet y televisión satelital –lujos que los mafiosos se pueden dar porque sobornan a los guardias– cuando celebró una fiesta dentro de la prisión a la que invitó a prostitutas y una banda.

Imitando a su jefe El Chapo, quien se fugó de la cárcel en un camión con prendas para lavar, el Cholo escapó de la cárcel Aguaruto disfrazado de mujer y está prófugo desde entonces.

Las canciones sobre El Cholo cuentan la historia de un hombre que quiere vengar la muerte de su padre, quien habría sido otro traficante.

“La muerte se me hizo hobby”, dice un tema.

Un pariente dijo que Susy y el Cholo comenzaron su relación cuando ella empezó a ir a la universidad en Culiacán para estudiar comunicación, la carrera que prefería su madre, y no veterinaria, que es lo que ella quería.

Sus amigos cuentan que Susy hablaba poco de su novio. A su amigo de la niñez Alberth Valles le dijo que no podía hablar mucho por razones de seguridad. Valles supuso que el novio estaba involucrado en el narcotráfico. Informantes, mientras tanto, decían que a los dos se les veía con frecuencia juntos.

Belyn, la prima, lo sabía todo, pero lo guardó en secreto. No quería traicionar a su mentora, quien motivaba a su pariente y amiga más cercana, un poco más baja pero igualmente hermosa, a que ingresase al mundo de los concursos.
Gámez afirma que nunca creyó la historia de que su hija tenía un romance con un traficante.

“Susana no era una interesada. No necesitaba nada”, expresó. “Ella creció con todo lo que se podía tener”.

El Cholo, un treintañero, tenía sus propias razones para mantener el romance en secreto. No solo vivía en la clandestinidad, mudándose de un escondite a otro, sino que se dice que estaba casado.

Los murmullos comenzaron.

María Susana Flores, su trágica historia con el narcotráfico (parte 5)
María Susana Flores, su trágica historia con el narcotráfico (parte 5)

¿Quieres leer la serie completa? Da click en María Susana Flores

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *