De educación y otras nimiedades

Semana caótica y triste para el tema de educación en México.
Semana caótica y triste para el tema de educación en México.

Beatriz González Rubín

Semana caótica y triste para el tema de educación en México.

El miércoles, aproximadamente 60 vándalos encapuchados, supuestos alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), irrumpieron en las oficinas centrales de la institución en Ciudad Universitaria. Con lujo de violencia patearon puertas, realizaron pintas, destruyeron las ventanas de las oficinas usando mesas y sillas, solo para demostrar su rechazo al proceso de actualización de los planes de estudio de este subsistema de bachillerato, exigiendo la disolución de las comisiones de revisión del mismo y la participación de la comunidad estudiantil en la reforma.

Entre otras demandas está la restitución de los estudiantes del CCH Naucalpan que fueron expulsados y el desistimiento del proceso penal que se inició en su contra. Los manifestantes se rehúsan a que el Inglés sea una materia obligatoria; que los alumnos de primer semestre lleven la asignatura “Estrategias para Aprender a Aprender”, con las que se brindan asesorías personalizadas a fin de reducir la reprobación. También rechazan que se establezca un horario continuo de 7:00 a 19:00 horas, dividido en dos turnos, y que las clases de dos horas se reduzcan a una hora con 50 minutos.

En la toma de la sede administrativa se reportó a seis trabajadores lesionados y se detuvieron a 10 estudiantes, 6 de los cuales fueron expulsados. Hasta este viernes cinco alumnos continuaban retenidos por autoridades del Estado de México. Los manifestantes sumaron a sus demandas que el director del CCH Naucalpan, Benjamín Barajas, sea destituido.

Por otro lado la “honorable” lideresa del sindicato más fuerte de América Latina Elba Esther Gordillo, celebró el 36 aniversario de la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. En su discurso afirmó que su epitafio dirá: “Aquí yace una guerrera y como guerrera murió”.

Señala que el SNTE está de acuerdo con el presidente respecto a la necesidad de elevar la calidad educativa del país, pero considera que, “se requiere de una reforma de fondo y estructural. La actual reforma educativa es resultado de una negociación
Señalando que se irá cuando los maestros se lo pidan, mandó un mensaje a Peña:

“Los maestros somos sus amigos, (sin embargo) si Elba se va, hay otros que pueden dar la pelea y el SNTE no se cae”.

Ambos eventos no son hechos aislados, es evidente que si los estudiantes desde que son pequeños no tienen necesidad de esforzarse para “pasar de año”, por qué se les exige que en el bachillerato lo hagan. El SNTE ha actuado como un padre consentidor, irresponsable y demente tanto con sus hijos alumnos, como con sus hijos maestros.

Para muestra basta un botón, en Tamaulipas hay aproximadamente 2 mil 500 plazas heredadas de profesores a sus hijos y es evidente que muchos no cumplen con el perfil académico para pararse en un aula escolar a impartir clases.

La elaboración de un plan de estudios y de una Reforma Educativa es cosa seria, requiere de tiempo y de gente especializada para realizarse, es imposible que estudiantes y maestros que no conocen a fondo el proceso participen pero, a los alumnos de bachillerato y a los maestros del SNTE les parece una buena ideas que sean ellos los que diseñen.

La democracia es maravillosa, pero aun en este sistema tienen que ser los expertos quienes realicen las acciones y los puntos de cambio, de otra manera estaremos en tierra de nadie y la anarquía nos gobernara.

Ayn Rand brillante y vanguardista escritora y pensadora sentencia: “El anarquismo, como concepto político, es una ingenua abstracción flotante: Por todas las razones citadas, una sociedad sin un gobierno organizado estaría a los pies del primer criminal que se presentase, que la precipitaría en el caos de las guerras de bandas. Pero la posibilidad de la inmoralidad humana no es la única objeción a la anarquía: Incluso una sociedad en la cual todos sus miembros fuesen completamente racionales e impecablemente morales, no podría funcionar en una situación de anarquía; es la necesidad de leyes objetivas y el arbitrio de desacuerdos honestos entre los hombres el que necesita del establecimiento de un gobierno”.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *