Motorola Razr I, el regreso de un grande

Rodrigo “Dr. Niebla” Castañeda

¿Hace cuánto que escuchamos de Motorola por última vez? La verdad es que ya tiene tiempo que no había esa excitación por un equipo Motorola, toda la atención la han acaparado Samsung e iPhone, seguidos, no muy de cerca, por un Nokia que busca resurgir y por un Blackberry que se niega a desaparecer; sin embargo por mucho tiempo dejamos de escuchar noticias sobre una de las marcas, sino “La” marca histórica de la telefonía celular. Hasta ahora.

En estas fechas Motorola lanza un nuevo producto al mercado de los smartphones un producto que está a la par de los productos insignia de la competencia, el Motorola Razr I.

Tal vez no sea el producto con el diseño más atractivo, sabemos que ese departamento está muy peleado últimamente, pero sí es el producto con más capacidad de procesamiento gracias a su procesador Intel de 2.0 Ghz, que supuestamente permite que el teléfono pueda tener cincuenta aplicaciones abiertas al mismo tiempo.

Pero la capacidad de procesamiento no lo es todo en esta vida, y en esos otros campos que nos interesan a los que buscamos mejores smartphones el Razr I también se destaca. Tiene una pantalla de 4.3 pulgadas, es decir que abarca casi todo el teléfono, integrando los botones de navegación a la pantalla misma, cosa que no se había visto en ningún otro equipo hasta el momento. Si bien la pantalla no es HD, la verdad es que la nitidez es bastante buena y el tamaño incluso ayuda a la navegación.

El cuerpo del teléfono está hecho con aluminio de grado aeronáutico, una pantalla de Gorilla Glass y un revestimiento posterior de Kevlar, lo que lo hace un teléfono bastante resistente a golpes y ralladuras y, como era de esperarse en un equipo Motorola, también resistente a los derrames de líquidos, recordemos que la compañía fue la que introdujo al mercado el teléfono sumergible, y si bien el Razr I no se puede llevar a la alberca, si le puede caer un vaso de agua —si vaso de agua es una medida y está bien dicho— y sobrevivir.

Otra de las cosas importantes que vale la pena mencionar del Razr I es su manejo de energía. La batería del equipo es de 2000 mAh, con una duración promedio de 17 horas de conversación continua, y unas 30 horas, aproximadamente, de duración normal, más o menos lo que dura la batería de un smartphone estándar; sin embargo Motorola ha introducido su aplicación Smart Action que permite optimizar el uso del teléfono para ahorrar batería a la hora de checar los mensajes o ver el registro de llamadas o acceder a las aplicaciones más comunes, además de que con la aplicación podemos programar el teléfono para que se desconecte en una locación o a una hora determinada.

El Motorola Razr I viene con Android Ice Cream Sandwich, lo que puede frenar un poco un teléfono con esta capacidad de procesamiento; sin embargo según Alexander Zawadzki, director comercial de Motorola, se está trabajando en que haya una actualización del sistema a Jelly Bean, dentro del primer trimestre del 2013, si bien esto no está garantizado, el que la empresa esté dispuesta a mencionarlo es una buena señal.

Actualmente el teléfono solo está disponible en color negro, pero para el mes de diciembre se lanzará el color blanco, aunque por las características de diseño del equipo yo creo que va mejor en negro.

Por lo que se pudo observar en la presentación, el Motorola Razr I es un equipo que puede llegar a dar batalla a los líderes actuales, su diseño icónico, su resistencia, su pantalla completa y su potente procesador sin duda volverán a meter a Motorola a la pelea por el mercado de los teléfonos inteligentes.

@Drniebla

Motorola Razr I, el regreso de un grande
Motorola Razr I, el regreso de un grande

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *