La seguridad privada en México

La seguridad privada en México

La seguridad privada en México

Mucho se ha venido hablando de la seguridad privada en naciones que como en México, parece ser un negocio en expansión.

A ciencia cierta en nuestro país no hay cifras oficiales que puedan determinar el mercado del cual las empresas de seguridad privada, tienen en su mayoría, solamente servicios fuera del marco legal que hacen el caldo gordo a algunos pero sin un marco regulatorio que permita a los mexicanos, tener certeza de los servicios que contratan y claro está, a la autoridad mexicana de las empresas que en este rubro se dedican a ofrecer servicios.

En muchas ocasiones hemos visto en diversos negocios de cualquier índole, seguridad privada que se traduce en un joven o señor, cuyos antecedentes penales no conocemos, uniformados de acuerdo a la organización que pertenecen y con un tolete y un gas lacrimógeno en una fornitura o acompañados de una unidad canina sin más.

¿Eso es seguridad privada?

Se dice que es seguridad privada a la empresa que ofrece servicios de tener en sitio un uniformado con cierta preparación, pero que no pertenece a una corporación policiaca de las cuales el estado tiene el control. Recordemos que solamente el estado mexicano tiene el uso de la fuerza pública para enfrentar cualquier tipo de adversidad.

Las empresas de seguridad privada han crecido y han visto su agosto como coloquialmente se dice, en la atmosfera de inseguridad que priva en ciertas regiones del país, estados como Nuevo León, Michoacán, Sinaloa o Tamaulipas, ofrecen jugosos contratos para trabajar en corporaciones que al no contar con la mínima experiencia podemos denominar como que ofrecen un servicio “patito”.

¿Realmente brindan seguridad estas empresas?

Ya ha habido casos en que los miembros de las empresas de seguridad privada han estado involucrados en ilícitos ya que este “oficial patito” conoce los movimientos del negocio o la persona para el cual trabaja, por ello mismo más que seguridad privada, ofrecen casi un servicio contrario, inseguridad.

Las instituciones policiacas mexicanas deberían tener muchísimo más control de las empresas de seguridad privada ya que es un tema que está en el aire.

No hay Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *