Peña Nieto sin daño alguno

Peña Nieto sin daño alguno
Peña Nieto sin daño alguno

Que serie de golpes mediáticos le han ido asestando al propio Peña Nieto en las últimas semanas, algunos auténticos otros mentirosos, pero le han estado pegando.

Por ejemplo, ya sabemos de las propuestas y de las pruebas que se le han ido presentando a la opinión pública con referencia a la presunta compra de votos que hizo el PRI en la elección del pasado 1 de Julio, ahí hay algunas.

Pero por ejemplo, hace unos días con la detención de 4 mexicanos en España por delitos de narcotráfico, sabemos que uno de ellos era Rafael Humberto Celaya Valenzuela, nombrado coordinador de candidatos federales en alguna entidad del norte del país.

Más de uno ya se desgarra las vestiduras para señalar que Peña Nieto y Rafael Humberto Celaya Valenzuela tenían nexos con el cartel de Sinaloa y por ende, con el crimen organizado, buscando de la forma más pronta, tratar de ganar espacios en los medios de comunicación sobre esta cuestión.

Aclaremos algo, Peña Nieto aunque tenía facultad para nombrar cargos de forma directa en el PRI desde el momento en que le dieron la candidatura a la presidencia, no puso a todos, así que el PRI ya dijo que NO, Peña Nieto no puso a Rafael Humberto Celaya Valenzuela como coordinador de candidatos federales en el norte del país.

Otra cuestión es que por imágenes que en el celular traía Rafael Humberto Celaya Valenzuela, se especula era cercano operador de Peña Nieto, sorpresa, ni en su Facebook ni en su celular se encontraron imágenes personales que puedan comprometer a Peña Nieto con Rafael Humberto Celaya Valenzuela, ya que son imágenes que cualquiera se toma en un evento masivo.

Y por último, si ni el FBI, DEA o la misma dirección de inteligencia contra las drogas de España han dicho más de Peña Nieto y Rafael Humberto Celaya Valenzuela, es porque no hay más, así que aquellos que buscan a toda costa incendiar al país, calma, si lo llegasen a encender serían los primero en correr ya que no son bomberos para controlar el fuego.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *