Guía financiera gamer

y de las empresas, tambien

Rodrigo ??Dr. Niebla? Castañeda

No han pasado ni diez días de septiembre y la lista de los juegos que quiero ya está bastante choncha; sin embargo veo llegar las fechas de lanzamiento y no veo llegar todo el dinero que necesito para poder comprar los juegos de mi lista. Ni modo, hay que admitirlo, al igual que este país, estoy en recesión.

Pero qué hace un gamer cuándo está en recesión ¿se tira al drama? ¿La hace de tos? ¿Asalta un camión de Tameme? No, la solución reside en un plan financiero bien pensado que nos permita jugar, y al mismo tiempo no termine con nuestros ahorros.

Tiempo, tiempo, tiempo

Créanme, yo soy uno de los que entiende el por qué hay que tener los juegos el día en el que salen. No hay nada más molesto que ver a otras personas jugando, comentando, imitando al juego más reciente y uno quedarse con cara de ¿eh? Es como cuando iba en la primaria y mis padres no me dejaban ver la tele.

Pero peor que eso es andar quebrado, así que ni modo, no podemos tener todos los juegos en su fechas de lanzamiento (los que sí pueden? pues vayan y tírense a un pozo, fíjense), entonces tendremos que ser selectivos y ver qué juegos debemos de comprar el día del lanzamiento y cuáles podemos esperar un rato antes de jugarlos. Por ejemplo, Gears of War 3 es uno de esos juegos por los que se vale ir a la tienda el 20 de septiembre a las doce de la noche; Madden ??12 o FIFA ??12 la verdad es que no tanto ??son muy parecidos a los del año anterior.

Que vivan los ratings

Los rating son los mejores amigos del gamer pobre, aunque en algunos momentos resultan una desilusión, pero mejor ser desilusionados por un buen rating a por un mal juego que nos costó $900.00 pesos.

El sistema de rating que yo uso es el siguiente. Antes de que salga un juego checo las páginas web que tienen gustos parecidos a los míos. Los juegos que califican con diez los compro lo antes posible; los de nueve tienen preferencia sobre los del ocho, y los que sacan siete, bueno a menos que realmente quiera el juego, la verdad es que los dejo pasar hasta cuestan $300.00 pesos.

Vivir de lo usado

Nada tiene de malo que todos esos juegos que deseamos pero en los que no queremos gastar dinero, los compremos usados.

Los juegos usados son una gran forma de ahorrar dinero, en especial cuando compramos juegos ??no tan buenos? ??lo que yo hubiera dado por comprar Bionic Comando usado?? que puede que nos gusten, puede que no. Otra razón para revisar los estantes de juegos usados es porque en algunas ocasiones podemos encontrarnos con juegos viejos que no nos interesaron en su momento, pero que ahora queremos jugar.

El terror de pagar la renta

La verdad es que no es tan terrorífico como suena, es más rentar juegos es una excelente forma de ahorrarnos todos esos títulos que alguna vez quisimos comprar, pero que jugamos una vez y los olvidamos. También es una excelente forma de probar los juegos antes de comprarlos y estar al día en las novedades.
No hay nada de malo en planear

En lo que pasa esta recesión no hay nada de malo en comprar con la cabeza, aprovechando ofertas o crédito para obtener los juegos que realmente nos gustan, porque a final de cuentas, esos novecientos pesos que gastaron en Duke Nukem, bien podrían haberlos gastado en algo mejor, léase cualquier cosa, o ahorrarlos para el lanzamiento de Resident Evil 4 HD.

@drniebla

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *