En busca de la palabra perdida

el lenguaje de las tribus urbanas

Beatriz González Rubín
??Nos conformamos con vivir infelices porque nos da miedo el cambio y que todo quede reducido a ruinas.?
Elizabeth Gilbert

Vivimos en un mundo moderno, globalizado, lleno de avances tecnológicos y científicos, donde se busca el progreso. Curiosamente y a pesar de la modernidad que nos rodea, somos incapaces de dejar atrás nuestros orígenes ancestrales. Ya lo dijo Maslow en su teoría de jerarquización de las necesidades básicas del ser humano, una de ellas que forma parte de la pirámide, es la búsqueda de afiliación, aceptación y participación.

Seguimos buscando ??ser parte? y se ve claramente en las tribus urbanas que por definición son ??un grupo de gente que se comporta de acuerdo a las ideologías de una subcultura, que se origina y se desarrolla en una ciudad o una urbe? (1)

Entre la variedad de tribus urbanas que pueblan nuestra ciudad, una de ellas atrae especialmente mi atención: el mirrey, que ??es aquel que anteriormente era conocido como junior. El hijo acaudalado que gusta de ropa de marca, fiestas, antros exclusivos y viajes constantes a la playa, dejando huella de todo esto con fotos en las redes sociales? (2)

Universidades, centros comerciales, antros, bares de moda, están llenos de esta particular tribu en donde el toque femenino lo dan las llamadas, a mi parecer de una manera muy despectiva, ??lobukis?, slang utilizado para describir a las chicas de clase alta que son bien conocidas por ??rondar? y ser compañeras de los mirreyes, y son parte esencial de las fotos de estos chicos pues de alguna manera confirman su hombría.

Los mirreyes también utilizan el término ??papaloy? que es una contracción de palabras en ingles father, papa, y lord, e intentan ser parte de la clase dominante y superior de la sociedad. El ??papaloy? viste de manera impecable, con lo último de la moda y por supuesto de marcas relevantes.

Es curioso analizar a esta tribu urbana, que ante todo buscan no ser estereotipados ni encasillados y no se reconocen como mirreyes.

Las ??etiquetas sociales? son, han sido y serán parte del mundo en que vivimos y nos desarrollamos día con día, pero la pregunta es ¿esas etiquetas nos determinan y nos caracterizan?, creo que no, de alguna manera todos buscamos pertenecer y con el paso de los años nos vamos ??cambiando el sombrero? y adoptando identidades y comportamientos acordes a nuestra edad y a nuestras actividades.

Hace poco volví a ver ??Comer, rezar, amar? una excelente película, adaptación del libro de Elizabeth Gilbert, que te hace reflexionar y mirar desde afuera tu vida. En alguna parte de la trama le preguntan a la protagonista que, cual es su palabra, ella considera que es aquello que la describe, su respuesta es ??escritora?, su interlocutor responde que eso es su profesión, no lo que ella es. Hoy me vuelvo a cuestionar ¿Cuál es mi palabra? No lo sé, aun la busco.

Pertenecer a un grupo social, ser ??mirrey?, ??hipster?, ?? emo? , ??fresa?, ??flogger?, o cualquier otro, no te da TU palabra. Creo y sólo creo, que esa se encuentra en el interior de uno mismo, ahí en lo más profundo de nuestro ser que es lo único que realmente nos pertenece.

(1) http://www.detribusurbanas.com/
(2) http://h3inz.wordpress.com/2011/06/08/hipsters-y-mirreyes-lo-mas-extrano-de-las-tribus-urbanas/
http://www.urbandictionary.com/define.php?term=lobuki

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *