Jugando a ser Dios

god games another reallity

Rodrigo ??Dr. Niebla? Castañeda

Todos estamos familiarizados con los géneros básicos de los videojuegos: Shooter, First Person Shooter (FPS), Over the Shoulder Shooter, Massive Multiplayer Online (MMO), Free to Play (F2P), Puzzle, Real Time Simulation, Real Time Strategy, Scrollers y Role Playing Games (RPG), por mencionar algunos; sin embargo hay un género que no es tan conocido, pero que va cobrando importancia entre los jugadores empedernidos: el God Game

El género God Game es fiel a su nombre, en él jugamos a ser Dios, con todos los beneficios y todas las desventajas que esto conlleva. A diferencia de los simuladores en tiempo real (Los Sims) o los juegos de estrategia (Age of Empires) Los God Games se caracterizan porque no podemos decirle a nuestras unidades qué hacer en específico, sin que tenemos que influir en ellos a través de la manipulación de factores ambientales, es decir, no podemos ordenarle a los individuos del juego que hagan tal o cual cosa como lo haríamos con las unidades en Starcraft, sino que tenemos que influir en ellos a partir de la manipulación de otros factores, como puede ser crear una montaña o lanzar un rayo.

Otra de las características claves de los God Games es la utilización de poderes sobrenaturales, por parte del usuario, para conseguir nuestros objetivos. Aquí no son los personajes los que pueden lanzar rayos, sino el jugador, y son estos poderes los que sirven como interface entre el jugador y los personajes.

La finalidad de este tipo de juegos es justamente la de ser un Dios, más en el sentido de la mitología griega que en cualquier otra religión, haciendo hincapié en la simbiosis que debe de existir entre una deidad y sus adoradores. En juegos como Black & White, de Peter Molyneux, uno podía escoger entre ser un Dios benévolo y ganar maná a través de la adoración, o ser un Dios maligno y obtener puntos a partir del miedo que generara entre los habitantes.

un juego donde TU, eres dios

Recientemente los God Games han ido en aumento, en especial en plataformas como los teléfonos celulares. Doodle God y Pocket God, son algunos de los ejemplos más famosos que podemos encontrar tanto para iPad, iPhone o Android.

Otro ejemplo reciente es From Dust, un God Game, descargable en el Xbox Arcade, creado por Eric Chahi y publicado por Ubisoft. Este juego es una buena combinación entre un God Game y un Puzzle tipo Lemmings, aderezado con excelentes gráficos

Así que para esos momentos en que sentimos que al mundo no le importamos, jugar a ser Dios, aunque sea por unos instantes en nuestro teléfono celular, puede ser el remedio perfecto para levantar nuestra moral.

@drniebla

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *