Qué es una infografía

rudimentaria, si quieren silvestre, pero infografia

Una infografía es un gráfico acompañado de texto que describe sucesos, narra historias, comunica ideas, e interpreta datos de manera atractiva.

A partir de 2009, esta manera de representar información se volvió muy popular en Internet y como tendencia explotó en 2010. Las infografías nos permiten visualizar información que de otra manera sería díficil de comprender. Al cerebro le es mucho más sencillo procesar imágenes que aprender enormes listas de números. Las infografías nos presentan contenidos de manera atractiva y permiten una lectura veloz.

El éxito de las infografías en Internet puede explicarse al dinamismo de la red. Diariamente se genera una gran cantidad de información, los usuarios son consumidores voraces de contenidos y tienen cada vez menos tiempo para leer notas extensas, además cuentan con diversidad de herramientas para compartir la información que consideraron interesante a sus amigos y contactos.

La representación visual de información tiene sus orígenes en las pinturas rupestres y existen ejemplos como mapas babilonios, los registros de mercancías en arcilla de y los códices prehispánicos. Los gráficos más complejos datan del siglo XVIII. Se le acredita a William Playfair (1759-1823) la invención de las gráficas de línea, de barras y de pastel.

En México, el periódico Reforma fue de los primeros en integrar infografías al clásico diseño de columnas de texto y e imágenes fotográficas y organizar el contenido noticioso en tablas, diagramas y módulos. Actualmente, la gran mayoría de las publicaciones utilizan al menos gráficas para complementar sus contenidos.

Crear una infografía no es labor sencilla. Puede incluir iconos, gráficas, mapas, diagramas, líneas de tiempo, entre otros recursos visuales e ir acompañada de textos. El estilo y complejidad de la infografía va a depender del tema. No basta con graficar los datos en una hoja de cálculo y darles color. Combina periodismo e investigación, análisis y diseño gráfico. Puede requerir de otras disciplinas como cartografía, estadística, dibujo técnico, fotografía y modelado tridimensional.

Regularmente una infografía comienza con una hoja de cálculo. El diseñador debe leer toda la información y comprenderla perfectamente. Muchas veces hay que limpiar la hoja de cálculo y organizar los datos, se elimina la información poco relevante o innecesaria y comienza un proceso donde se identifican patrones y relaciones entre los datos.

A partir de tener organizada la información es posible explorar diferentes maneras de presentar los datos, puede ser mediante diagramas, gráficas de barras, líneas de tiempo, a manera de conjuntos, o como un sistema radial, de redes, siempre considerando el formato que tendrá nuestra infografía. Gracias a Internet podemos tener infografías verticales cuya altura sobrepasaría cualquier hoja impresa, aunque también podemos estar limitados por un espacio de 940 por 700 pixeles o un recuadro de 11.5 por 6 centímetros.

Durante este proceso de exploración se hacen diferentes bocetos y se depuran los datos hasta llegar a la mejor solución sin distorsionar la información, saturar el gráfico o abusar de los elementos visuales. Es importante que una infografía contenga un titular, la fuente de la información, el autor, así como un breve texto explicativo.

Existen blogs y columnas dedicadas a infografías y la visualización de datos como Information is Beautiful y Flowing Data. Uno de mis favoritos es la sección de infografías de la revista GOOD: http://www.good.is/infographics

Adriana Rodarte (aerodi), diseñadora. Devoro imágenes y libros. Mis trazos, objetos y textos encontrados en: http://adriana.tumblr.com/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *