31K retratos por la paz

Mexicanos mostrando su hartazgo por la violencia

Por: Jazmín Fajardo

Muchas veces me pregunté cómo poner mi granito de arena para manifestarme en contra de la violencia y la intolerancia que se vive en nuestro país. Ni las marchas, ni las organizaciones existentes fueron para mí un camino convincente -Aunque respeto y admiro a todos aquellos que han iniciado y participado en estos movimientos-.

La respuesta llegó a través de mi hijo, quien después de ver un reportaje en la TV y me dijo: -??Mamá, llévame con los muchachos de la Paloma para tomarnos la foto: ¡Yo quiero participar!?-
Averigüé un poco más de 31 mil retratos por la paz y desde que entre a su página en Facebook supe que esta era la alternativa que busqué durante tanto tiempo.

De qué se trata:

31 mil retratos por la paz tiene como objetivo tomar 31 mil fotografías alrededor de los 31 estados de la república mexicana y otros lugares en el mundo en los próximos seis meses para ???darle rostro a miles personas que quieren la paz sin ningún interés político ni religioso? Es un proyecto de personas para personas .?

31 k retratos por la paz

Las Intervenciones:

Una parte medular del proyecto son las intervenciones: Las fotografías tomadas alrededor de la República se colocarán en gran formato en las ciudades que actualmente presentan mayor índice de violencia en nuestro país como Ciudad Juárez y Tamaulipas.

Quiénes están detrás del proyecto:

Son personas como tú y como yo. Diego Huerta y Daniela Gutiérrez desde febrero comenzaron a darle forma a su idea y esta segunda semana de abril, han recorrido los lugares más representativos del Distrito Federal para capturar fotografías de cientos de personas portando la paloma de origami, ícono de este proyecto.

Daniela y Diego son incansables, ellos decidieron asumir su responsabilidad y generar un cambio ellos mismos.

Calculo que trabajan más de 15 horas diarias; entre tomar las fotos, contestar de manera personal los mensajes que muchos hemos dejado a través de las redes sociales y darle difusión a su proyecto que, felizmente, ha tenido un gran apoyo por parte de los medios de comunicación

Siete maneras para ser parte de este proyecto:

1. Acude a los lugares en donde Daniela y Diego estarán tomando fotos: La última sede de esta etapa en el Distrito Federal será mañana Sábado 16 de Abril, en el lago de Chapultepec de las 10:00 a las 12:00 hrs. del día

2. Ayuda a Daniela y Diego: Reúne grupos de más de 200 personas cuando 31 mil retratos por la paz llegue en tu ciudad, y solicita los permisos correspondientes para facilitarles su labor de tomar 31 mil fotografías

3. Realiza una aportación en efectivo para que 31 mil retratos por la paz pueda producir las fotografías en gran formato que serán colocadas en las 20 intervenciones q se realizarán

4. Difunde está gran iniciativa en tu blog, página web o medio de comunicación. En la página de Facebook podrás encontrar los logotipos para que los puedas colocar en tu sitio.

5. Colabora, si tienes la posibilidad económica, donando a este proyecto, pasajes de avión, estadías en hoteles y los viáticos que se requieren para cubrir los gastos de viaje o puedes reunir a un grupo de amigos y hacer una ??vaquita?, -Hasta la fecha son Daniela y Diego quienes han pagado en su totalidad los gastos de este proyecto- (También se valen millas de viajero frecuente ¿Por qué no?)

6. Envía un e-mail dany@diegohuerta.com si vives fuera de México y conoce cómo puedes participar desde otros países

7. Si eres una empresa, contáctalos dany@diegohuerta.com y conoce las maneras en las que puedes contribuir. Sólo toma en cuenta que la PAZ NO TIENE MARCA y que existen muchas otras maneras, además de poner un logotipo, para colaborar con este tipo de proyectos sociales.

Desde la trinchera y la realidad en la que cada uno de nosotros vivimos, SÍ podemos hacer algo y SUMARNOS a proyectos CONSTRUCTIVOS llenos de VIDA, ARTE y genuina HONESTIDAD para cambiar el México en el que vivimos.

31 mil retratos por la paz cuyo lema es: ??La paz comienza Creyendo? , tocó profundamente mi corazón, el de mi hijo y espero también, el de cada persona que lea estas líneas.

3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *