San Valentín

El día más cursi del año acaba de pasar, al momento de que esta columna se ha publicado, pero no cuando la he estado escribiendo. Para algunos, es un día muy esperado, para otros no.

Dejemos a un lado la cursilería que acompaña a este día y hablemos primero de donde y como es que nació esta festividad que no es solo local, es como Navidad, se celebra alrededor del mundo.

Algunas fuentes centran el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibía el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.

Es en estas circunstancias cuando surge la figura de San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos.
La misión de condenar al sacerdote la tuvo que llevar a cabo el lugarteniente, Asterius. ?ste, cuando estuvo delante del sacerdote, se burló de la religión cristiana y quiso poner a prueba a Valentín. Le preguntó si sería capaz de devolver la vista a una de sus hijas que era ciega de nacimiento. El sacerdote aceptó y en nombre del Señor obró el milagro. El lugarteniente y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero no pudieron librar a Valentín de su martirio. San Valentín fue ejecutado un 14 de febrero.

Mientras estuvo encerrado, su carcelero le pidió que diera clases a su hija Julia, a base de lecciones y horas juntos, Valentín se enamoró de la muchacha. La víspera de su ejecución, envió una nota de despedida a la chica en la que firmó con las palabras “de tu Valentín”, de ahí el origen de las cartas de amor y poemas que se envían los enamorados en la actualidad y de la expresión de despedida “From Your Valentine”; conocida en todo el mundo adjunta en miles de postales de San Valentín. http://www.sanvalentin.com/historia/

Esta es una de las muchas teorías de la historia de San Valentín, pero el resultado es el mismo, en casi todo el mundo festejamos este día, aunque con el paso del tiempo los comerciantes han tomado ventaja sobre esta festividad, así como la de Navidad, y han hecho negocio vendiendo tarjetas, chocolates, etc, etc.

Yo siento que es mejor un detalle hecho por uno mismo, aunque a veces no se tiene la creatividad o facilidad para las manualidades y preferimos comprar el detalle que vamos a regalar. Seamos honestos, algunos de nosotros tampoco tenemos la creatividad necesaria para escribir una carta o tarjeta con palabras románticas, que en algún sentido podrían considerarse hasta cursis. Los detalles de igual modo se agradecen.

Lo importante es acordarnos de nuestros seres queridos que no son parte de nuestra familia de sangre, pero de una u otra manera sentimos cariño por. Espero que sean de los que recibieron detalles el día de ayer y si no, no se preocupen, el día que les toque ser cursis llegará.

Tania Garza. Lic. En Administración, ferrocarrilera, malvadina, biónica y algunas veces diva.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *