Qué regalarle a su Geek en este 14 de febrero

Rodrigo ??Dr. Niebla? Castañeda

Gracias a la televisión y a la cultura popular en general, los geeks nos hemos puesto de moda. La verdad es que si no fuera por The Big Bang Theory y manifestaciones por el estilo, muchos geeks seguiríamos confinados a nuestros escritorios, sin que nos diera la luz del sol, sin más interacción social que otros geeks, algún foro sobre La Guerra de las Galaxias, o los juegos en línea de PC, PS3 o Xbox.

Pero los tiempos han cambiado. Hoy la inteligencia, el saber de computadoras, y hasta los juegos de rol parecer ser sexys. Es como un nuevo comienzo para los que alguna vez estuvimos confinados al exterminio darwiniano por saber la alineación del Señor de los Anillos, o poseer orgullosos un dado de veinte caras (DD 20)

Sin embargo, ahora que los tiempos han cambiado se presentan nuevos problemas, para nuestras parejas. Si bien, en el mundo como se conocía antes, era sencillo regalar alguna cena, loción, perfume, flores o una botella de vino en el 14 de febrero, ahora si se tiene un novio o novia geek (teto) la cosa se complica bastante.

Pero no teman novios o novias al punto de la histeria. Hoy, este texto está dedicado a ustedes y les daré algunas sugerencias de cómo agasajar a su nerd en este día del amor.

Comencemos por lo más sencillo: identificar a su geek. Existimos varios tipos de geeks, por lo que es importante ver a qué grupo pertenece su capullito de alegría ??ojo, en algunos casos uno puede pertenecer a más de una categoría.

Están los que gustan de la ciencia ficción; los que gustan del terror; los que gustan del terror cósmico lovecraftiano; los que disfrutan con los juegos de rol; los gamers; los gadgeteros; los medievales; los amantes de los zombis; los trekkis, ringies, otakus, los de los X-Files, la Guerra de las Galaxias, etc. Para identificar al dueño o dueña de sus quincenas lo que tiene que hacer es correr al closet o cajón más cercano, abrirlo y ver qué hay dentro. Identificar la parafernalia que encuentre es sencillo; puede hacerlo por Internet o preguntar a los amigos de su amorcito, ellos no solo informarán sobre la procedencia del artículo, sino que le darán una cátedra por demás innecesaria de los conceptos básicos de cualquiera de las categorías.

Número 2. El regalo.

El 14 de febrero se trata de dar regalos. Vamos este artículo se trata de dar regalos, así que pongamos manos a la obra. Una vez que ha identificado el nicho de su geek, lo más sencillo es regalarle una playera alusiva. Yo no sé en qué consista, pero la verdad es que las playeras nos vuelven locos, y las hay para todos los gustos. Puede ser desde la playera que tiene la imagen pixeleada de Mario Bross, la playera que dice: ??Zombies are people too?, o la que trae el detector de Wi-Fi integrado. Siempre hay un modelo que se adapta a los gustos de su geek (que ya los conoce, ya anduvo revisando sus cajones).

Si quiere regalar algo más que una playera siempre están los libros, o los juguetes genéricos (pistolas de Nerf, lanzamisiles para la oficina y esas cosas) No regale figuras de acción u otra cosas más específicas, pues lo más probable es que: A) el muchacho o muchacha ya lo tenga; o B) tenga a la mano un catálogo de preciso y pueda ver, inmediatamente, si la figura que le regaló es de colección o no. Evite riesgos innecesarios.

Número 3. La cena

Ah, aquellos tiempos en los que se podía ir a un restaurante de categoría y pedir algo caro del menú para alagar a la persona amada. Todavía se puede, pero tenga en cuenta de que la dieta de muchos geeks (yo incluido) se compone básicamente de sopas maruchan, chetos, tortas, tacos, chimichangas y garnacha en general; en fin, todo aquello que nos permita seguir trabajando o jugando videojuegos de manera ininterrumpida. Con esto no quiero decir que somos unos ignorantes gastronómicos, sino que somos personas sencillas. Unos buenos tacos y una cerveza, aderezados con una exquisita sobremesa de Halo Reach, son nuestra idea de una buena velada.

Número 4. El cuchi cuchi

De entrada tengo que aclarar que no le decimos cuchi cuchi, en realidad le llamamos sexo como cualquier otra persona lo haría, pero se me antojó poner cuchi cuchi, ¿qué quieren, me gusta cómo suena?
El caso es que por ser un día especial, es buena idea calentar un poco las cosas en el dormitorio con algunos juegos de rol. Pero espere, antes de rentar el traje de enfermera o de colegiala ??que se agradecen?? debe de considerar otros roles: La Princesa Lea en el palacio de Jaba ??Trillado, sí, pero un favorito no cabe duda??, la teniente Uhura, Gatúbela (Michelle Pfeiffer, no Halle Berry), Arwen Undómiel, Scully, Lara Croft, la bruja de Bayonetta. En el caso de ellas: Mulder, Jean Luc Picard, Aragorn, Nathan Drake, Enzio Auditore, Légolas, Leónidas, Héctor o Han Solo ??muy importante, no se confundan y se vistan de Luke Skywalker, eso mata la pasión.

Ya me despido. Espero que para este catorce de febrero seamos muchos geeks felices y muchas novias y novios satisfechos. Y para los que están solos recuerden que el amor está a la vuelta de la esquina o a un click de distancia. Y para los que no creen en el amor, siempre estará thinkgeek.com.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *