Olvidados

El pasado mes de Diciembre, durante un viaje por carretera a la Ciudad de México. Mi familia y yo nos detuvimos en una gasolinera un poco después de pasar San Luis Potosí, de inmediato se nos acercaron casi 20 personas pidiéndonos ??un peso, una moneda, dulces, una manta, lo que sea?? se trataba de mujeres con bebes en brazos y niños que con ojos apagados esperaban recibir algo, eran los ojos de la desesperanza.

Les obsequiamos lo poco que se llevaba a la mano, una frazada, dulces, frituras, continuamos, nuestro camino hacia nuestro destino y puse un poco mas de atención a esos péquennos jacalitos colocados a la orilla de la autopista, donde se venden piles de víbora, miel y alguna que otra ave. Note que no existen o son nulas las oportunidades de trabajo en esa zona, que las personas en esos puestos, llamaban al paseante con la mano, más bien pidiendo algo.

El evento anterior me llevo a reflexionar hasta donde estamos comprometidos, como ciudadanos a ejercer nuestros derechos y obligaciones, para hacer que la clase política y los gobernantes tomen acciones que permitan brindarles una oportunidad a estas personas, las cuales se les puede encontrar a lo largo y ancho del país.

Durante muchos años, hemos guardado silencio y se ha permitido a los políticos hacer y deshacer, no se les ha exigido un mejor trabajo, para que se creen mejores leyes y condiciones que permitan al pueblo progresar.

Nuestro país requiere ya, que se creen las condiciones para que exista una mayor inversión, una mejor infraestructura y mejorar la educación.

Como ciudadanos debemos mejorar nuestros valores familiares, estar más cerca de nuestros hijos.

El no cumplir con nuestro deber como ciudadanos, ha llevado a que muchas personas tomen un camino equivocado, un camino en donde la delincuencia los corrompe, para cometer toda clase de tropelías, por unos cuantos pesos.

Los políticos tienen mucha de culpa, al no crear las condiciones educativas necesarias para que los jóvenes se puedan desarrollar en ambientes dignos.

Son múltiples las soluciones necesarias para esta gran problemática, todas la soluciones tienen que ver con nosotros, por que somos parte de este país, no podemos dejarlo todo en las manos de los políticos y gobernantes, esta visto que no lo pueden o no lo quieren hacer.

La manera en que podemos ayudar a todos esos olvidados es siendo mas responsables de nuestros deberes políticos.

* William Parker
Analista de Sistemas y colaborador de Solo-Opiniones.com

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *