Ki Ki Kinect

Rodrigo ??Dr. Niebla? Castañeda

Hace unos días, gracias a mi editor, tuve la oportunidad de hacerme de un Kinect. Al día siguiente, aún con la pijama puesta como si fuera seis de enero, yo ya estaba conectando el aparato a mi consola, libreta en mano para darle una buena evaluada. Y he aquí mis conclusiones.

Comenzaré por decir que no importa que los amigos de Xbox digan que el Kinect es algo que nunca antes se había visto, la verdad es que Playstation ya había sacado un sistema similar para su consola número 2, pero realmente nunca hubo mucho desarrollo de títulos por lo que el Eye Toy cayó en el olvido. Ahora el Kinect retoma la idea y crea un controlador mucho más avanzado que el Eye Toy de Sony, incorporando un láser para hacer la interacción más precisa.

El Kinect es de entrada un aparato bonito, diseñado para combinar a la perfección con los nuevos modelos de Xbox 360, mientras que los modelos viejos, los primeros, se ven completamente ajenos al look moderno y de acabado de piano del Kinect. Pero la verdad es que los gamers no somos decoradores de interiores, realmente no nos preocupa mucho que el aparato combine con otros aparatos o haga juego con la alfombra.

Después de conectarlo y jugar un poco en el dashboard del 360 ??moviendo la misma pantalla de un lado para el otro, una y otra y otra vez?? decidí probar las capacidades del Kinect como control, bueno, mis capacidades como control, diría la publicidad de Microsoft, a través del Kinect. El juego con el que lo hice es el que viene con el aparato: Kinect Adventures.

Igual que con el Wii, por cada pantalla de juego que hay, existen cinco pantallas con recomendaciones: ??mueva los muebles?; ??asegúrese de tener espacio?; ??si siente malestar consulte el instructivo, que a su vez le dirá que suspenda el juego?; ??De a sus compañeros ??Elbow space? (espacio para los codos); ??esta es la manera en la que se pausa el juego?; etc. Pareciera que al utilizarnos como controles es imprescindible que nos recuerden cada cinco segundos cómo debemos de usarnos. Mucho más complicado, al parecer, que con un control tradicional.

Pero vayamos al juego en sí. Kinect Adventures es, desde mi punto de vista, de lo mejor que vamos a ver por mucho tiempo en estos sistemas de movimiento. No es complicado y todo el mundo puede jugarlo. Ideal para estar con otros jugadores, pues uno de sus principales atributos es tomar fotografías del usuario en los momentos más ridículos. Ya puedo ver una fiesta donde todos estén comparando las fotos en las que salen saltando, moviéndose y con cara de tarugos, sin darse cuenta que, gracias a Xbox Live, uno puede compartir las imágenes de manera inmediata en Twitter o Facebook. No sé exactamente por qué, pero este video me vino a la cabeza: http://www.youtube.com/watch?v=v31qxrXsxv0&feature=player_embedded.

No es que me queje de que el Kinect saque fotografías y video, al contrario, pero me doy cuenta de que antes de usarlo voy a tener que arreglarme, porque si les muestro las fotos que sacó el día que lo probé de seguro me demandan.

Pero regresando al Kinect Adventures, realmente creo que es un juego que muestra el potencial básico del Kinect, juegos sencillos en los que el jugador tiene que saltar o moverse, sin complicaciones más allá de la torpeza propia. Divertido sí, pero solo por un rato, después, si se juega solo, se vuelve repetitivo y algo aburrido.

Mi principal temor con este tipo de controladores, como bien comentaba al principio, es que se queden en los juegos para fiestas o de fitness, sin que existan opciones para los jugadores hardcoreros ??Fighters Uncaged no cuenta porque, hay que admitirlo, que sea violento no es sinónimo de bueno. En el mismo disco del Kinect Adventures vienen diferentes demos de juegos que ya se encuentran en el mercado, juegos que comparten las mismas características: aburridos para jugarse si se está solo, sin mucho reto y con gráficos caricaturescos.

Pero la ausencia de juegos no impide que muchos se diviertan, pues ya hay quienes han hackeado el Kinect para utilizarlo en una gran variedad de formas. Cabe señalar que hacer esto con el Kinect es la forma más rápida de perder la garantía y hacer enojar a Microsoft, pero siendo honestos algunos de los hacks se ven impresionantes y muestran el potencial del aparato. Yo no recomiendo hackear el Kinect, ni ninguna consola o controlador, pero ver los videos en youtube resulta muy interesante: http://www.youtube.com/watch?v=ho8KVOe_y08, definitivamente queremos ver algo así por parte de los programadores oficiales.

El Kinect es un gran aparato, además de que resulta buen tema de conversación tener un láser de nivel 1:

??Hey ¿quieres ver el rayo láser que tengo en mi recamara?
Sin embargo, a menos de que los diseñadores y editores de juegos traigan a la mesa propuestas interesantes para los gamers de corazón, no es más que un pretexto para la fiesta, un regalo para la novia, o la excusa para que la esposa nos deje comprar un Xbox, a fin de cuentas con el Kinect se puede hacer ejercicio 😉

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *