Manuel Añorve Baños

Manuel Añorve Baños, alcalde de la ciudad de Acapulco, fue designado candidato priísta de unidad al gobierno del estado de Guerrero para la elección que se realizará el próximo 30 de enero.

La elección del político oriundo de Ometepec se concretó ayer en la sede nacional del PRI, donde Beatriz Paredes Rangel, presidenta nacional del partido, le informó de la determinación, en la que coincidieron su primo el senador Ángel Heladio Aguirre Rivero; el líder del Congreso local, Héctor Vicario; el diputado federal Mario Moreno y el presidente mnicipal de Chilpancingo, Héctor Astudillo, los otros precandidatos.

Añorve Baños, quien contó en todo momento con el respaldo de Paredes Rangel ??con quien trabajó en la 58 Legislatura de la Cámara de Diputados?? recibió también el apoyo del ex gobernador Rubén Figueroa.

La designación del candidato priísta se dio en un contexto controlado precisamente por la intermediación de Figueroa y la participación de la presidenta nacional del PRI, porque se preveía que en la disputa, el senador Ángel Heladio no aceptara el nombramiento.

Probablemente Añorve Baños se enfrentará a la fórmula de la alianza entre el sol azteca y la derecha panista, que ya negocian el nombramiento de un abanderado de unidad para tratar de frenar el creciente respaldo popular que se ha ganado en la última década el candidato del PRI, desde que fungió como presidente municipal interino hasta la fecha.

Ayer, antes de anochecer, el candidato priísta informó que Beatriz Paredes le había confirmado su nuevo estatus, y sobradamente agradeció a sus oponentes en el proceso de selección interna por designación.

Emocionado, anunció que hoy presentará ante el cabildo acapulqueño su solicitud de licencia para iniciar el trabajo de precampaña, que lo llevará a recorrer Guerrero, y, posteriormente, en cumplimiento de los tiempos electorales del estado, comenzar la contienda por la gubernatura.

El objetivo de la dirigencia nacional priísta al elegir a Añorve Baños como candidato es arrebatar el gobierno a la corriente del actual mandatario Zeferino Torreblanca, quien ??por su propriísmo?? se enfila a la derrota de las siglas que lo llevaron al poder, las del PRD.

Por ello, la alianza que ha roto los parámetros ideológicos entre PRD y PAN pretende sumar votos y hacerle frente a Añorve, quien anoche aseguró que por el grado de madurez que demostraron sus rivales en la contienda interna, el triunfo electoral se vislumbra con claridad, sobre todo cuando en menos de seis años Torreblanca se encargó de desmoronar la alternancia.

El candidato insistió en que en el PRI no hubo negociación misteriosa, porque se privilegió la ruta de la razón, no la del enfrentamiento. Advirtió que no se enfrascará en reyertas estériles con sus rivales en la elección, y que ganará con trabajo, sin apostar a los errores de otros partidos y con el respaldo del voto ciudadano.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *