Democratas a defender Ley de Salud

Líderes demócratas planean llevar a cabo una importante defensa de la Ley de Salud, del Presidente Barack Obama, en respuesta a la intención de los republicanos de derogar dicha legislación, informó ayer el diario estadunidense The New York Times.

Altos funcionarios demócratas dijeron que sus esfuerzos serán manejados gracias a una rápida operación de respuesta, ante la ofensiva republicana en contra de la reforma de salud.

Un equipo monitoreará las quejas realizadas por los republicanos.

El plan podría incluir desde anuncios pagados en televisión hasta llamadas a bancos y eventos con la población para informarles de la pérdida de beneficios que les ocasionaría la derogación de la Ley de Salud.

Al tomar el control de la Cámara de Representates, los republicanos prometieron hacer todo lo posible para revocar la reforma de salud.

Si bien es altamente improbable que ambas Cámaras del Congreso aprueben un revocamiento de la ley, los representates republicanos ya planean votar sobre el asunto el 12 de enero.

Los demócratas todavía controlan el Senado y posiblemente bloqueen la iniciativa, y en todo caso el presidente Obama, que convirtió a la reforma en uno de los pilares de su agenda política, la vetaría.

Además, este esfuerzo republicano aumentaría el ya enorme déficit de presupuesto federal, advirtió ayer la Oficina de Presupuesto del Congreso.

En una estimación preliminar sobre la legislación que la Cámara de Representantes comenzará a debatir, la Oficina de Presupuesto (CBO, por sus siglas en inglés), dijo que revocar la emblemática Ley de Salud de los demócratas incrementaría el déficit presupuestario federal por unos 145 mil millones de dólares para el fin de la década.

La cifra ??que implica una pequeña revisión de los anteriores 143 mil millones de dólares previstos?? se elevaría a 230 mil millones de dólares para el 2021, indicó la CBO.

La Oficina de Presupuesto también señaló que la revocación implicaría que 32 millones de personas dejarán de tener seguro de salud.

Los republicanos ganaron el control de la Cámara en las elecciones de noviembre pasado, tras prometer revocar la Ley de Salud y atacar el déficit estadunidense, actualmente de 1.3 billones de dólares.

Es improbable que la revocación avance en el Senado, donde los demócratas aún mantienen el control con una mayoría algo menor a la que tenían antes de los comicios.

??No creo que esperen, ciertamente no deberían esperar que el Senado acepte este tipo de revocación total?, indicó el senador demócrata Dick Durbin a la prensa.

Durbin no quiso decir si el Senado se negará a votar la revocación, si la Cámara logra aprobarla.

La CBO, sin afiliación partidista, analiza las legislaciones por su impacto en el gasto gubernamental, ganancias y los desarrollos previstos del desempeño económico estadunidense.

Durante las campañas parlamentarias del 2010, los republicanos dijeron que la Ley de Salud impone muchas cargas en las empresas, afectando la creación de empleos, y es inconstitucional porque le exige a los individuos comprar seguros de salud si no cuentan con cobertura.

El presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, quien acaba de ser elegido para el cargo, planea comenzar el viernes el debate sobre la revocación de la ley de reforma de salud, que busca reducir los costos médicos y asegurar a millones de personas que actualmente no pueden pagar una cobertura médica.

¿Quiere saber mas?

EU aprueba reforma de salud

Obama busca acercarse a los estadounidenses jubilados

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *