El caso Kalimba – Cuando los medios se vuelven abogados

Perdón que toque un tema tan trivial, sin embargo es razón de análisis el que las televisoras y los medios en general pretendan que sus reporteros de espectáculos sean abogados expertos en temas penales. Sí, sé que es un hecho que todos los mexicanos tenemos un Director Técnico, un Doctor y al mejor político en nosotros. Siempre hubieramos tenido la mejor alineación en los octavos de final, sabemos qué recetarnos en un caso de bronconeumonía y tenemos la solución para los problemas del país. Pero el hecho de que cualquier periodista o reportero de espectáculos nos diga lo que sucederá con el tema de Kalimba es de risa. ¿Qué digo de risa? Es patético. Para llorar.

Pero tiene todo el sentido del mundo. TV Azteca, Televisa y demás medios se alimentan de los escándalos, del morbo y el tráfico o audiencia que esto genera. Entre más morbo, más audiencia, entre más audiencia más anunciantes, entre más anunciantes más ingreso y mayor rentabilidad. Así que no los culpemos por algo que sólo nosotros generamos. Lo malo es que el monstruo que engendramos ahora es el abogado penalista experto que nos dice una mil teorías de lo que sucederá con Kalimba. Nos pintan una telenovela por capítulos que nos deja hablando y discutiendo los diversos desenlaces, cuando si en estricto apego a la ley el resultado es más que evidente, no en cuanto a una sentencia, sino a cómo se llevará todo.

Pues bien, como en cualquier situación similar, la denuncia estará acompañada de elementos y procedimientos bien definidos. Habrá actas, averiguaciones, citatorios, comparecencias, careos, recursos diversos, amparos, testigos, testimonios, solicitud de ampliación de plazos y términos de ley, solicitud de fianzas, solicitud de cambio de juzgado, presión mediática, referencias a códigos penales en sus diversos capítulos y artículos, búsqueda de atenuantes y agravantes, sentencias de cargos, denuncias de regreso, falsedad de declaraciones, discusión de que si es o no delito grave, discusiones sobre lenocinio, estupro y mil elementos más.

El Derecho Penal en estos casos se vuelve un entretenido juego de ajedrez entre abogados, MPs y jueces. Será un espectáculo circundado por luces y cámaras en que cada quién dará su punto de vista experto con el sesgo que sus casas editoras ordenen y con las opiniones de abogados desde infinidad de puntos de vista.

Kalimba, criminal o no, culpable de estupro o no, de violación o no, hoy está en una posición de privilegio agridulce con la gran cobertura que tiene y los reflectores en cara.

Y ustedes, ¿qué opinan?

César Malo Juvera es consultor especializado en temas de seguridad y finanzas.
http://cesarmalo.com
Twitter: @CesarMaloJ

3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *