La ca√≠da del (nuestro) muro‚?¶

Ya sé que insisto en redactarles opiniones de temas que les han de hacer cara de: este compadre está en llamas, pero ni modo. Se me ocurrió otro.

El 14 de enero la titular del Department of Homeland Security (DHS), Janet Napolitano, declar√≥ que el fin del “muro virtual” en la frontera con M√©xico y una nueva estrategia para mejorar la seguridad fronteriza. Al parecer, todo el dinero que se gast√≥ en este proyecto, que fue mucho, pero no estamos para dar cifras aburridas, no reditu√≥ lo que el gobierno de Estados Unidos esperaba. Parece ser que lo que s√≠ les ha dado resultados es el incremento en el n√ļmero de elementos de Border Patrol (Patrulla Fronteriza) el cual se ha casi duplicado, de unos 10.000 en 2004 a m√°s de 20.500 el a√Īo pasado, acompa√Īado de un aumento sustancial de agentes del Imigration and Customs Enforcement (ICE) y Customs and Border Protection (CBP).

El aumento en el n√ļmero de elementos en la frontera s√≠ ha tenido como resultado un incremento en las confiscaciones de dinero y de cargamentos de drogas y armas, as√≠ como en los arrestos de inmigrantes indocumentados en la regi√≥n. Claramente se nota como (aunque no nos guste) existe una correlaci√≥n positiva entre el n√ļmero de agentes y el n√ļmero de migrantes indocumentados asegurados.

Dentro de todo, me causa sentimientos encontrados esto de que la tecnolog√≠a no haya servido y la contrataci√≥n de m√°s agentes s√≠. Dejar al criterio humano cuestiones de detecci√≥n en materia migratoria siempre conlleva un alto riesgo de errores y abusos. En M√©xico, tristemente, nos apoyamos s√≥lo en el capital humano para atender nuestra Frontera Sur y eso, sin duda, complica las cosas y nos ha llevado a no aumentar la eficiencia del sistema migratorio. Se depende de los vaivenes del flujo, que a su vez puede ser determinado por cuestiones econ√≥micas o clim√°ticas, por ejemplo, para asegurar m√°s o menos cantidad de migrantes indocumentados. Los resultados no responden a una mejor capacitaci√≥n del personal o bien al incremento en el n√ļmero de agentes migratorios en campo. Sin la flexibilidad de contratar m√°s elementos no se podr√° avanzar en la implementaci√≥n de una nueva pol√≠tica migratoria.

Ahora que est√° tan de moda el tema.

Resultado, el que todos ustedes dicen conocer. M√°s indocumentados se arriesgan a los peligros del crimen organizado en su camino a Estados Unidos. El trabajo de las dependencias encargadas de combatirlo lo dejo aparte. En este peque√Īo espacio, s√≥lo estoy pensando en lo que le compete a la pol√≠tica migratoria.

Queremos resultados de primer mundo, hay que entregar recursos de primer mundo para resultar más y mejores elementos, equipo, transportación y un sinfín de factores necesarios para que se profesionalice la detección y aseguramiento de migración indocumentada.

@thenetie

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *