Zona zrqueologica Maya, destruida por un ranchero

Un antiguo conjunto habitacional maya de unos 2 mil 300 a√Īos de antig√ľedad fue destruido por maquinaria pesada en el estado mexicano de Yucat√°n (sureste) para hacer en su lugar el potrero de un rancho particular, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Seg√ļn expertos del Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia (INAH), la zona maya, establecida en el poblado de Chicxulub, data del Precl√°sico (300 a.C.) y est√° clasificada en el cat√°logo arqueol√≥gico de Yucat√°n con el registro n√ļmero 15.

“Previamente se conoc√≠a la presencia de vestigios en la zona y por ello el INAH actuar√° en√©rgicamente” asegur√≥ el director de comunicaci√≥n del organismo p√ļblico, Julio Castrej√≥n.

Tambi√©n anunci√≥ que, como primera acci√≥n, hoy se traslad√≥ a Yucat√°n el equipo de coordinaci√≥n nacional de asuntos jur√≠dicos y arqueol√≥gicos con el fin de que redacten un dictamen t√©cnico de los presuntos da√Īos.

Un registro previo llevado a cabo ayer por los arque√≥logos √Āngel G√≥ngora y V√≠ctor Castillo determin√≥ que el antiguo asentamiento maya -de un kil√≥metro cuadrado- sufri√≥ da√Īos “irreversibles” porque afect√≥ directamente al n√ļcleo de la extensi√≥n, seg√ļn informa hoy el diario “Reforma”.

“Al ser as√≠ la p√©rdida es total e irreparable”, enfatiz√≥ G√≥ngora.

Entre los escombros que dejó la maquinaria a su paso, ambos expertos refieren que se encontraron restos de paredes, techos y escalinatas, y el bloque de una columna circular que se cree que formó parte del pórtico de uno de los edificios.

Tambi√©n se “arras√≥” con siete estructuras y dos altares que estaban sobre la plaza principal. El m√°s alto de los edificios med√≠a m√°s de tres metros.

Aunque en primera instancia el due√Īo del predio, Ricardo Ascencio Maldonado, neg√≥ lo ocurrido, tiempo despu√©s reconoci√≥ que lo hizo para nivelar el piso y construir un potrero, para lo que utiliz√≥ maquinaria pesada, a√Īade el rotativo.

A√Īadi√≥ que hace tres meses adquiri√≥ el terreno y “nunca” le especificaron que era un sitio arqueol√≥gico, a pesar de lo cual el INAH le ha citado a declarar ante su gabinete jur√≠dico para aclarar los hechos.

“Nuestro deber es proteger el patrimonio cultural de la naci√≥n y actuaremos conforme a ese principio”, puntualiz√≥ Castrej√≥n

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *