Dossier Wikileaks: Como se realizo el hackeo a EU

Bradley Manning, militar acusado de ser la fuente de WikiLeaks, es para unos un héroe al que hay que defender a toda costa, aunque para otros, como el ex diplomático estadunidense John Bolton, es un traidor que debería ser ejecutado.

Primero fueron 77 mil documentos pertenecientes a las operaciones bélicas estadunidenses en Afganistán, en julio de este año, tres meses después fueron 400 mil archivos referentes a la guerra en Irak, los más recientes han sido más de 250 mil cables diplomáticos de EU.

Las tres fugas masivas de información juntan más de 727 mil registros que el mundo no debía haber visto en mucho tiempo; 727 mil posibles pruebas para encerrar por 52 años a Manning, el Garganta profunda de WikiLeaks.

Armado con un par de CD??s regrabables, el soldado de 22 años accedió a dos redes clasificadas del gobierno (Siprnet: Red Secreta Protocolaria de Internet, y al Sistema de Comunicaciones de Inteligencia Mundial Conjunta) para descargar archivos confidenciales mientras estaba apostado como un analista de inteligencia en la Base Operativa Avanzada Hammer, al este de Bagdad.

Para hacerlo, y sin despertar sospechas, se colocó unos audífonos. Fingió escuchar música de discos con la etiqueta de Lady Gaga, los cuales borraba y en lo que guardaba los documentos mientras movía los labios simulando cantar la canción Telephone de la artista estadunidense.

Oriundo de Crescent, al oeste de Oklahoma, en su adolescencia Manning creció en un hogar católico, sin embargo, en las placas que cargan al pecho los soldados para identificación póstuma se declaraba ??humanista?.

En 2001, después del divorcio de sus padres, a los 13 años se mudó a Gales, país del cual era nativa su madre Susan. Ahí, era conocido por sus compañeros como un nerd de las computadoras, lo que le causaba molestia.

De preferencias homosexuales y actitud reservada, después de abandonar la escuela, Bradley regresó a Estados Unidos para servir en el ejército a partir de 2007.

Catalogado por su tía, con quien vivió a su regreso de Europa, como inteligente y despreocupado, demostró un talento natural para las computadoras y un gran interés en geopolítica.

El 21 de marzo de 2010, Manning tuvo, por casualidad, una serie de conversaciones con el ex hacker Adrian Lamo en las cuales le contó su atrevimiento de robar archivos secretos de EU. En esas charlas virtuales, el joven militar le explicó sus motivaciones para hacerse del tesoro informativo y de sus sentimientos.

En las pláticas comentó que los documentos contenían ??cosas increíbles, cosas horrorosas que deben pertenecer al dominio público y no a algún servidor almacenado en una oscura habitación en Washington.

??No puedo creer lo que te estoy confesando. He estado aislado por tanto tiempo, yo sólo quería ser simpático y vivir una vida normal, pero los eventos continúan forzándome para encontrar formas para sobrevivir, lo suficientemente inteligentes como para saber qué está pasando, pero indefenso para hacer algo al respecto. Nadie toma cuenta de mí?, le platicaba a Lamo en una de sus conversaciones y a las cuales tuvo acceso la revista Wired.

Lamo había saltado a la fama tiempo atrás, en 2002, al infiltrarse en las bases de datos del diario The New York Times, Yahoo y Microsoft.

En entrevista para El Tiempo de Colombia, país donde su padre nació, comentó no saber las razones por las cuales Manning lo había buscado.

???l me contactó vía mensajes encriptados. No tengo idea por qué. Quizá porque pensó que yo sería solidario con su caso, que podía apoyarlo y ayudarlo a bajar todos esos archivos. Estaba involucrado (Bradley) en la filtración de documentos más grande en la historia del espionaje, pero no tenía con quién hablar y me escogió a mí?, declaró al diario sudamericano.

En dichas conversaciones Manning comentó que había estado en contacto desde noviembre de 2009 con el mismo Julian Assange, fundador de WikiLeaks, y a quien otorgó el video donde se podía apreciar cómo un helicóptero estadunidense abría fuego sobre civiles en Irak y donde murieron dos empleados de la agencia informativa Reuters. En cuanto a su relación con el sitio, él se considera una fuente más que un voluntario.

Aún se desconoce la cantidad exacta de documentos que Manning entregó a WikiLeaks y si éstos comprenden la totalidad de Los diarios de guerra de Afganistán e Irak, además del reciente Cablegate, todos éstos difundidos por el sitio.

Sin embargo, Bradley Manning sabía que sus acciones cambiarían al mundo en el momento en que decidió hacer públicos todos los archivos y así lo hizo saber en su charlas con Adrian Lamo:

??Hillary Clinton y varios miles de diplomáticos en todo el mundo van a sufrir un ataque al corazón cuando se levanten una mañana y descubran que todo un almacén de mensajes clasificados está disponible al público?, escribió Manning en sus conversaciones virtuales.

??Quiero que la gente vea la verdad sin importar quiénes sean, porque sin información no puedes tomar decisiones como público. Dios sabe qué pasará ahora, con suerte, discusiones a escala global, debates y reformas, si no? entonces estamos condenados como especie. Oficialmente me rendiré con la sociedad que tenemos si nada pasa.?

Manning fue apresado por una unidad de investigación del ejército después de haber sido delatado por su confidente virtual, Lamo, y enviado a un cuartel en Kuwait.

Con el argumento de que las fugas de información pondrían en peligro vidas y la seguridad nacional, Lamo decidió acudir a conocidos suyos en contrainteligencia y confesar lo que había estado platicando con Manning.

??Cuando me dijo que le estaba entregando cientos de miles de documentos a una gente en el extranjero me di cuenta que estaba poniendo a muchas personas en peligro, comprometiendo sus operaciones en el terreno. Si no hubiese actuado, cada noche de ahí en adelante me habría acostado pensando que quizá alguien estaba siendo asesinado por mi culpa?, confesó Lamo, quien es posible que tenga que testificar en contra del soldado en su juicio programado para la primavera próxima.

Según un comunicado de prensa del ejército, recaen sobre el ahora inculpado dos cargos criminales: el primero fue transferir información clasificada a su computadora personal e instalar programas de computación no autorizados a una red restringida, y el segundo comprende la violación de varias especificaciones concernientes a compartir información a terceros no autorizados de noviembre de 2009 a mayo de 2010.

Después de haber sido arrestado, se puso en contacto con su tía, a quien le entregó su contraseña de Facebook para que publicara en su página personal lo siguiente:

??Algunos de ustedes puede que hayan escuchado que fui arrestado por revelar información clasificada a personas no autorizadas. Vean la web collateralmurder.com (página de WikiLeaks donde fue publicado el video del helicóptero desde donde caen ráfagas contra civiles).

Brian Manning, padre de Bradley, declaró a medios que estaba sorprendido con el arresto de su hijo, ya que ??Brad ha sido siempre muy, pero muy, apegado al cumplimiento de las reglas, incluso hablando con él después de sus despliegues él se guardaba todo, no se abría a nada. Es un buen chico, nunca ha estado en problemas, nunca ha estado en drogas, alcohol, ni en nada?.

Wikileaks busca activamente donaciones en apoyo para su defensa legal, este dinero será entregado a Courage to resist, ONG encargada de ayudar a veteranos de guerra y encargada de la defensa de Manning. Jeff Paterson, director de la organización ha comentado que espera que el juicio del soldado cueste alrededor de 100 mil dólares y de los cuales WikiLeaks costeará la mitad.

Courage to resist ha logrado recaudar por su parte 90 mil dólares entre donaciones y ventas de playeras e insignias en apoyo al preso con la leyendas: ??Yo amo a Bradley? o ??Bradley, el hombre?.

Para algunos ahora Manning es un héroe, para otros, como el ex representante de EU ante la ONU, John Bolton, es un traidor que debería ser ejecutado, aunque sus cargos no alcancen tal grado legal para justificar quitarle la vida.

El acusado deberá atenerse a las amenazas de la secretaria de Estado Hillary Clinton de tomar ??medidas agresivas para responsabilizar a aquellos que robaron la información?. Mientras el día del juicio llega, Manning espera en un complejo de máxima seguridad en Quántico, Virginia, sumando hoy más de 200 días encarcelado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *