Tiempos de reflexión.

Es ya prácticamente Navidad y 7 días después año nuevo. En uno de mis artículos escribí, que la pausa en la vida es necesaria para poder vivir bien. No se puede vivir en la misma rutina diario, es enfermizo y es aburrido. Siempre se le debe de dar un giro, ya sea de diversión, de descanso y de reflexión.

Estas épocas, quizás por costumbre, quizás por nuestro calendario o puede ser que por el frío, se antojan para esa parte de reflexión. Esos momentos de escucharse a uno mismo, saber bien lo que pasa a nuestro alrededor, platicar con la familia y profundizar acerca del sentido del mundo y nuestras vidas.

Es momento de dejar de lado (por un momento), todas esas noticias crueles que a diario pasan en nuestro querido País. Es tiempo de un rico y caliente ponche sentado en un sillón, rodeado de la familia y pensar qué es lo que nos hace falta, qué puedo hacer para mejorar a mí mismo, qué puedo hacer para ayudar a los que me rodean, qué puedo hacer para ayudar a mi sociedad. Reflexionar lo hecho en el año, que objetivos alcancé, qué se quedará pendiente para el próximo año y qué nuevos propósitos habrán de hacerse para lograrlos.

En lo personal, creo que es una fecha propicia para hacerlo, para los que somos creyentes, renovarnos en la fe para poder seguir adelante y seguir trabajando, para los que no lo son platicar en silencio con la persona en la que crean. Si no creen en nada, al menos la paz interior debe de reinar y seguir platicando con uno mismo.

Siempre he creído que estos días también son un buen pretexto para que juntos familia y amigos, renueven los lazos de unión, para que se fortalezcan, una buena cena y regalos, son solo ??accesorios? para este tiempo, pero lo realmente importante es esa conjunción que debe de haber y que en este tiempo en nuestra sociedad tanta falta hace.

Regresemos a las bases, hagamos de nuevo que la familia sea la base infalible e incorrompible de nuestro entorno, sigamos creyendo, sigamos teniendo fe, sigamos construyendo la paz. Todo esto último se logra empezando por uno mismo, para poder contagiar a los demás.

Tiempos de reflexión, tiempos de ser más felices, tiempos de renovación.

Por mi parte les deseo mucha paz, salud y éxito en sus objetivos, la mejor de las vibras siempre.

* Ricardo Martínez ?? Consultor en TI y de empresas y colaborador de Solo-Opiniones.com
http://twitter.com/rmtz8

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *