Seguridad española y niños

La Policía y la Guardia Civil recomiendan a los padres que no pierdan de vista a sus hijos en las aglomeraciones en Navidad y que antes de salir de casa con ellos les anoten en el brazo o en la mano algún móvil de la familia para que en caso de despiste sean localizados con rapidez. Se pondrán en marcha planes preventivos para evitar que los delincuentes actúen en las aglomeraciones.

Es uno de los consejos de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, que este martes presentó el dispositivo especial de seguridad para el periodo navideño, en el que trabajarán más de 66 mil agentes.

Los policías y guardias civiles estarán presentes en los puntos donde habitualmente se concentran más personas, tanto en ciudades como en carreteras y en zonas rurales o de montaña. Además, se pondrán en marcha planes disuasorios y preventivos para evitar que los delincuentes actúen en las grandes aglomeraciones de las zonas comerciales y de ocio.

En estas zonas se producen las mayores aglomeraciones de familias, de padres con niños, a los que no hay que perder de vista para evitar sustos por despistes. Por ello, recomienda a los padres que anoten el móvil de alguno de sus progenitores en el brazo del niño o que le pongan un colgante o pulsera con sus datos de identidad y teléfono.

También les aconseja que enseñen a sus hijos a conocer su propio nombre, apellido, domicilio y teléfono y que les expliquen que rechacen siempre la invitación de desconocidos a subir en un coche o acompañarles con cualquier pretexto.

En los centros comerciales y zonas de ocio, las celebraciones, las prisas y los tumultos hacen que los delincuentes intenten sacar algún beneficio. Para evitar que los carteristas, ladrones y especialmente los timadores se hagan con un botín, nunca se debe sacar dinero del banco a petición de desconocidos, aunque le ofrezcan, aparentemente, un gran negocio.

Timos como en el que alguien hace creer a la víctima que puede beneficiarse del cobro de una participación premiada de la lotería, o el de la estampita, que consiste en hacer pasar recortes de periódico por billetes de curso legal, siguen utilizándose. También siguen actuando los trileros, timadores a los que se ve frecuentemente en plazas y calles céntricas o típicas de turistas, y que con tres naipes, vasos o cáscaras de nuez animan a los viandantes a descubrir dónde se encuentra una carta o se oculta una bolita. Hay que tener cuidado con los spam, ya que las tarjetas de felicitación pueden esconder códigos maliciosos

Respecto a las compras por Internet, sólo se deben realizar cuando no se dude de la web en cuestión, según señala Mercedes Martín, portavoz de la Guardia Civil. No hay que facilitar nuestros datos personales si no existe una completa seguridad sobre quién los va a utilizar; hay que comprobar que los cargos recibidos se corresponden con los realizados y se deben conservar todos los justificantes y resguardos hasta que se reciba y verifique la compra.

Si se compra lotería en la Red, se debe tener el mismo cuidado que con cualquier otra compra online: se debe cerciorar de que se trata de una web segura. Pero también hay que ser cuidadoso con los spam que lleguen al correo: los christmas y tarjetas de felicitación pueden esconder códigos maliciosos que infecten el ordenador.

Es muy importante también proteger la casa si se va a quedar vacía algunos días. Hay que blindar la casa con la cerradura y aparentar que hay gente en su interior: por ejemplo, dejando las persianas medio bajadas e instalar programadores que enciendan y apaguen alguna luz, radio o televisión.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *