141 reos se escapan

Por lo menos 141 presos se escaparon del Centro de Ejecuciones de Sanciones (Cedes) de Nuevo Laredo: la mayor fuga en la historia reciente del país.

El secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas, Antonio Garza García, afirmó: “Estamos trabajando en el conteo. Lo confirmado es de 141 fugados, de los que 83 pertenecen al fuero común y 58, al fuero federal”.

También informó que el director de ese penal, Efraín Hernández Llamas, está desaparecido, y que el gobernador, Eugenio Hernández, ordenó que se le cese de inmediato.

Según las primeras investigaciones, explicó, los internos salieron por el área donde ingresan los vehículos de servicio, en colusión con personal del penal.

El funcionario dijo que la alerta de la evasión se dio cerca de las 19:00 horas del jueves, tras el pase de lista, pero los presos “ya estaban afuera”.

Tanto la PGR como la Procuraduría tamaulipeca ya abrieron indagatorias por el caso, pero aún no se informa de detenidos.

Personal militar y agentes de la policía estatal y municipal continúan la búsqueda de los evadidos, y se ha desplegado vigilancia especial en las entradas y salidas de Nuevo Laredo.

Según autoridades penitenciarias, con los reos evadidos ayer suman 342 convictos fugados en 2010, sólo en Tamaulipas.

Cuentan 141 evadidos en la fuga más grande

El secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas, Antonio Garza García, informó ayer que se tiene un reporte de 141 reos que se fugaron del Centro de Ejecuciones de Sanciones (Cedes) de Nuevo Laredo.

“Estamos trabajando en el conteo, pero lo confirmado es de 141 reos fugados, de los que 83 pertenecen al fuero común y 58 al fuero federal”, indicó el funcionario en una entrevista radiofónica.

También informó que el director del penal de Nuevo Laredo, Efraín Hernández Llamas, está desaparecido y que el gobernador de la entidad, Eugenio Hernández, lo instruyó para cesarlo de inmediato.

Añadió que de acuerdo con las investigaciones, los internos salieron por el área donde ingresan los vehículos de servicio en colusión con personal del penal.

El funcionario explicó que la alerta de la evasión de los internos se dio cerca de las 19:00 horas del jueves, tras el pase de lista, pero éstos “ya estaban afuera”.

Garza García indicó que todo el personal que laboraba en el momento de los hechos fue puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) para las indagatorias correspondientes.

En ese sentido subrayó que “no vamos a tener cortapisa para sancionar a quien se tenga que sancionar. Vamos a actuar con todo el peso de la ley”.

En entrevista radiofónica, el funcionario destacó que en coordinación con las autoridades federales se ha reforzado la seguridad de los ocho centros penitenciarios del estado para evitar una situación similar.

Por su parte, la PGR inició una averiguación previa por la fuga del penal estatal de Nuevo Laredo.

Autoridades de la dependencia señalaron que por los hechos se abrió la indagatoria PGR/TAMPS/NL-II/3273/2010 por el delito de evasión de presos, con el objetivo de que los responsables sean presentados ante las autoridades.

El Ministerio Público de la Federación determinó iniciar las investigaciones por la evasión que incluiría a 141 internos, de manera paralela a las que realiza la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

Hasta el cierre de esta edición se continúa contabilizando los presos fugados que se encontraban recluidos por delitos del orden federal y una de las líneas de investigación apunta a que un custodio podría haber facilitado la evasión.

Personal militar, así como elementos de la policía estatal y municipal continúan la búsqueda de los evadidos y se ha implementado vigilancia especial en la entrada y salida de Nuevo Laredo.

Informes indican que llegará un grupo de elementos de la Policía Federal y otro del Ejército para tratar de dar con el paradero de los fugados.

En las distintas calles se observa movimiento de patrullas de los tres niveles de gobierno.

En tanto, Efraín Hernández Llamas, director del penal de Nuevo laredo, se encuentra en calidad de desaparecido hasta el cierre de esta edición.

Al interior del penal, hay una población de aproximadamente mil reos, la mayoría de alta peligrosidad. La cifra más cercana de reos fugados, según la Secretaría de Gobierno, es de 141 reos, según lo dio a conocer la mañana de ayer eltitular de la dependencia Antonio Garza García.

Ponen a disposición de PGR a jefe de penales

El personal de seguridad y justicia penitenciaria, así como el director general de los Centros de Ejecución del estado, Horacio Sepulveda Acosta, fueron puestos a disposición de la PGR y de la Procuraduría General de Justicia del estado, con el propósito de deslindar responsabilidades por la fuga masiva en Nuevo Laredo.

El secretario de Seguridad Pública del Gobierno del estado, Antonio Garza García, señaló que el gobernador Eugenio Hernández Flores, en ocasiones anteriores y de manera reiterada ha pedido apoyo a las autoridades federales para que, de manera conjunta con las estatales, se resguarden los centros penitenciarios, en virtud de que en su interior se encuentran más de mil 700 reos del fuero federal vinculados a la delincuencia organizada y el estado no tiene la capacidad para impedir su fuga.

Por ello se ha insistido en la necesidad del apoyo del gobierno federal para garantizar que estos van a estar a buen recaudo y con ello evitar más fugas masivas.

Asimismo, subrayó que el gobierno de Tamaulipas, en reiteradas ocasiones ha ofrecido a las autoridades federales, uno de los centros penitenciarios para que ahí se concentren todos los reos del fuero federal y que la vigilancia sea su responsabilidad absoluta y se deslinde a las autoridades estatales de un ámbito que no es de su competencia, por este tipo de reos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *