Que declara Jacobo Tagle Dobin

La Procuraduría del Estado de México presentó ante los medios de comunicación a Jacobo Tagle Dobin, quien confesó su participación en el secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace.

La dependencia mexiquense anunció también la entrega del plagiario a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para que continúe el proceso legal en su contra.

A través de un video previo a su presentación en persona, el presunto delincuente aseguró que el empresario falleció de un paro cardiaco, a causa de la violencia que sus secuestradores ejercieron, y añadió que compraron una sierra eléctrica para descuartizar el cadáver.

En el video, Jacobo Tagle aseguró que él fue quien cargó el cuerpo y mencionó que lo pusieron en el canal de Cuemanco.

El hombre era buscado desde el 11 de julio de 2005 por el delito de secuestro y homicidio del empresario de 30 años, aunque confesó también su participación en otros dos secuestros.

Manifestó dedicarse a la compra y venta de vehículos usados en el municipio mexiquense de Cuautitlán Izcalli, donde se cambió siete veces de domicilio.

La conferencia de prensa estuvo encabezada por el procurador Alberto Castillo y la activista Isabel Miranda de Wallace, quien aseguró haber entablado una primera diligencia con Tagle, y donde el delincuente le pidió perdón y dijo que su intención nunca era matar a su hijo

??Dijo que él no quería hacerle daño y que fueron las circunstancias y la violencia que se escaló durante el secuestro lo que propició su muerte?, señaló la madre de la víctima secuestrada.

El procurador Alberto Castillo confirmó que Jacobo Tagle mencionó el lugar preciso donde dejaron los restos de Hugo Wallace.

Al finalizar la conferencia, y a petición de Isabel Miranda de Wallace, el personal de la Procuraduría del Estado de México, levantó la camisa de Jacobo Tagle, a fin de mostrar que el presunto delincuente no había sufrido ninguna clase de tortura durante su proceso.

La desaparición de Hugo Wallace se hizo de conocimiento público después de que su madre emprendiera una búsqueda intensa en el país a lo largo de los años, incluso ofreciendo recompensas que llevaran a la captura de los plagiarios o a encontrar el cuerpo de su hijo.

La insistencia hacia las autoridades y la investigación privada que abrió Isabel Miranda llevó a la captura del grupo de secuestradores conformado por Juana Hilda González, Alberto y Tony Castillo Cruz, César Freyre Morales, ex comandante de la Policía Judicial del estado de Morelos, y Brenda Quevedo Cruz, capturada en Louisville Kentucky con ayuda del FBI.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *