Madres que arriesgan la vida

La impunidad que campea en la entidad ha orillado a que decenas de mujeres tengan que investigar las desapariciones o asesinatos de sus hijas, hermanas o madres.

Sus casos son menos conocidos que los de Isabel Miranda de Wallace ??quien logró la aprehensión de los homicidas de su hijo?? o Marisela Escobedo ??asesinada hace diez días, tras exigir castigo para el asesino de su hija??, pero igual de dramáticos y complicados.

Norma L., Evangelina A., María de los Ángeles J., May ra V., Rosa Elia R. y Virginia B. son algunas de las mujeres ??plenamente identificadas por este diario, pero cuyos apellidos se omiten por seguridad?? que han devenido detectives y abogadas de facto porque el Estado les falló.

Todas han padecido el doble viacrucis del crimen y de la impunidad. La mayoría ha arriesgado su vida y algunas la han perdido. Sólo unas pocas han logrado que se haga justicia.

??Para los policías es lo mismo: a las mujeres las matan o golpean porque se lo buscaron?, dice una activista.

Otra madre le espeta a las autoridades: ??Con ustedes, sin ustedes o contra ustedes, vamos a seguir luchando por encontrar a los asesinos de nuestras hijas?.

¿Quiere saber mas?

Video del homicidio a Marisela Escobar

Cuando por los hechos humo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *