Las presiones de la quiebra irlandesa

Pese a la noticia del rescate de Irlanda por parte del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, los mercados no han visto disminuir su nerviosismo en torno a la situación de la deuda europea y hoy siguen tumbando a los activos de la región, con especial encono hacia los bonos irlandeses, españoles y portugueses.

El euro se ha derrumbado a niveles inferiores a los 1.31 dólares cotizando al momento en 1.3099, su menor nivel desde septiembre pasado y con un mínimo intradía en 1.3065 dólares, resintiendo las dudas sobre la efectividad de la ayuda brindada a Irlanda para evitar un efecto de contagio en otras deudas de la región, especialmente Portugal y España, siendo esta última la que más preocupaciones levanta. El viernes, el euro se negociaba en niveles de 1.33 dólares.

El riesgo de la deuda española, medido por los Credit Default Swaps (CDS), llegó a ubicarse hoy en 272 puntos, un nuevo récord desde la era euro, en tanto la tasa de interés del bono de 10 años se ubicaba en 5.46%, el mayor nivel desde 1996.

De igual forma, el diferencial del bono portugués con el bund alemán se elevaba hoy, situándose en 410 pb mientras sus CDS se iban a 539, incrementándose 37 pb.

Los inversionistas también castigaban a las principales bolsas de Europa, siendo la más afectada la de Madrid, donde el IBEX-35 cayó 2.33%. El DAX de Alemania también caía fuerte, 2.20% y el FTSE de Londres retrocedió en la jornada 1.75%.

La turbulencia en Europa ha afectado a los activos en Estados Unidos, y el Dow Jones cotizaba con una pérdida de 0.97% en tanto el S&P bajaba 0.80%

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *