España y Venezuela con diferendos por ETA

Las tensiones entre Venezuela y España por los supuestos vínculos de Caracas con el grupo separatista vasco ETA van en aumento.

Así lo evidencia el más reciente intercambio de declaraciones entre portavoces de los dos países por este tema, que gravita en torno al proceso penal que se sigue al funcionario venezolano y supuesto etarra, Arturo Cubillas.

Venezuela emitió el jueves un comunicado, en el que rechazó palabras de altos funcionarios españoles en ??el sentido de asociar al pueblo y al gobierno de Venezuela con la banda terrorista ETA?.

??El gobierno bolivariano considera una demostración de cobardía política, que la clase política española pretenda justificar su fracaso en la lucha contra este flagelo, intentando endosárselo al gobierno y al pueblo de Venezuela, país históricamente extraño a este violento fenómeno cuya única raíz y razón de ser se encuentra en España?, dice el texto, reproducido por la oficial Agencia Venezolana de Noticias.

El comunicado cierra exigiendo ??el cese inmediato de estas declaraciones ambiguas y tendenciosas? por parte de portavoces oficiales españoles.

Desde Madrid, y en el marco de una rueda de prensa este viernes tras la reunión semanal del Gabinete, la respuesta no se hizo esperar. Ahí, el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba calificó el documento de ??inaceptable?

Rubalcaba añadió que las acusaciones formuladas son ??injustificables? y dijo que así se lo había hecho saber al canciller venezolano y al representante diplomático de este país en España.

??Existe un profundo malestar en el gobierno español con la nota de la cancillería (venezolana)?, señaló el alto funcionario, quien añadió que su gobierno quería que la colaboración antiterrorista con Venezuela mejore, pero que eso no impedía responder a posiciones inaceptables.

Hasta ahora, el gobierno español ha intentado manejar el caso Cubillas sin afectar los lazos diplomáticos y comerciales que unen al país con Venezuela, pero observadores estiman que la tarea se le está volviendo cuesta arriba.

Cubillas está siendo investigado por la justicia española, después de que dos etarras detenidos en el País Vasco declararan que él había organizado un curso de armas y manejo de explosivos en territorio venezolano.

Madrid ha solicitado ya la extradición del funcionario, aunque Venezuela ha negado haber recibido comunicación al respecto. Y, en todo caso, ha dicho en numerosas oportunidades que no lo deportará por poseer nacionalidad venezolana.

??La confrontación por este caso es prácticamente inevitable en este momento. Hasta ahora es un impasse de palabras, pero el gobierno español está muy presionado por dentro?, le dijo a BBC Mundo la internacionalista María Teresa Romero

Romero coincidió en que Venezuela parece ostentar la posición más fuerte en esta disputa, debido a que son más los negocios españoles en territorio venezolanoque venezolanos en España.

De acuerdo con un documento publicado por la embajada de España en Caracas en agosto de este año, en 2009 las inversiones de ese país en Venezuela alcanzaron los 16.800.000 de euros.

Sin embargo, en años anteriores se establecieron capitales de mucha más significación. Tal es el caso de 2001, cuando se registraron inversiones directas por 1.151.800.000 de euros.

La lista de compañías españolas con negocios por estos lados incluyes algunas de renombre y alcance mundial como el banco BBVA, seguros Mapfre, la petrolera Repsol, la eletrificadora Elecnor, la aerolínea Iberia, la empresa de telecomunicaciones Telefónica y la cadena de hoteles Sol Meliá.

Por otro lado, apuntó Romero, la política del jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero hacia países como Cuba y Venezuela — con la que pretende diferenciarse de sus antecesores del Partido Popular — es un elemento de debilidad en la ecuación.

??El gobierno de (Hugo) Chávez, obviamente, con razón o sin ella, tiene una posición más definida. En cambio Zapatero se ha ido por una política más temerosa, más ambigua y da la sensación de que en este caso es Chávez el que tiene la sartén por el mango?, señaló

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *