Elecciones EU: Aun con comicos, democratas mal

Cuando s√≥lo faltan cuatro d√≠as para las elecciones de medio t√©rmino, muchos de quienes apoyaron a Barack Obama a llegar a la Casa Blanca hace dos a√Īos se preguntan hoy qui√©n podr√° salvar a los dem√≥cratas de un naufragio en el Congreso.

Un importante sector de este partido cree que la respuesta son Jon Stewart y Stephen Colbert, dos comediantes que se han convertido en el azote de la clase política y el alter ego de la denominada generación del Milenio, es decir, el descreído sector de los jóvenes que han convertido a internet en una extensión de su identidad política y cultural.

Convocados a un mitin para ‚??restaurar la raz√≥n o la cordura‚?Ě, decenas de miles de j√≥venes decepcionados por la lentitud con que Obama ha impulsado la agenda del cambio escuchar√°n ma√Īana los alegatos de Stewart y Colbert, quienes buscar√°n reconectar a la gente con el mandatario y su partido. Seg√ļn las redes sociales, al evento que tendr√° lugar frente a la imagen de Abraham Lincoln asistir√°n unas 200 mil personas. Los comediantes buscar√°n impedir que una alta tasa de ausentismo el martes se traduzca en una debacle para los dem√≥cratas.

Despu√©s de todo, y seg√ļn un sondeo realizado por el Instituto de Estudios Pol√≠ticos de la Universidad de Harvard, s√≥lo 27% de los electores entre los 18 y los 29 a√Īos de edad se muestra dispuesto a votar el 2 de noviembre.

Así que Obama y su gente esperan que la popularidad e influencia de Colbert les ayuden. Su desesperación está justificada, en vista de que grupos que fueron clave en la victoria de Obama, en 2008, se decantan hoy por los republicanos.

Las mujeres, la gente de menor nivel adquisitivo, los cat√≥licos y los independientes han abandonado a los dem√≥cratas, a los que apoyaron mayoritariamente en las presidenciales de 2008 y las legislativas de 2006, seg√ļn una encuesta conjunta del diario The New York Times y la cadena de televisi√≥n CBS divulgada ayer y que indica que, para 61%, EU avanza en la direcci√≥n equivocada

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *