Detienen a colombiano narcotraficante en México

Ayer en la madrugada fue detenido Harold Mauricio Poveda Ortega, El Conejo, en la zona sur de la Ciudad de México, informó la Secretaría de Seguridad Pública federal.

El presunto narcotraficante, de 37 años y de origen colombiano, es considerado como el mayor proveedor de cocaína del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, según un comunicado de la SSP hecho público ayer.

Poveda Ortega logró introducir 150 toneladas de cocaína a México en una década, de 1998 a 2008, para el extinto Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, de acuerdo con reportes federales de inteligencia.

Según la SSP, El Conejo se inició en el narcotráfico en el año 2000 (sic) al servicio de la organización criminal liderada por Diego León Montoya, Don Diego, realizando labores de enlace entre el cártel del Norte del Valle y el de Sinaloa, encabezado por Joaquín El Chapo Guzmán.

De acuerdo con el boletín de la SSP, Poveda Ortega aseguró que llegó a México en 1993 procedente de Colombia, con la intención de cruzar hacia Estados Unidos, y permaneció en territorio mexicano casi por tres años.

A finales de 1995 inició en el negocio de la venta de droga en bares y discotecas de la Ciudad de México (antes el boletín aseguraba que El Conejo se había iniciado en 2000).

En 1998, Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, lo presentó con Arturo Beltrán Leyva.

En sus primeras actividades, El Conejo fungía como enlace y negociador de la compra de los cargamentos de droga con cárteles colombianos, introduciendo mensualmente a territorio mexicano alrededor de dos toneladas de cocaína, por medio de lanchas rápidas o submarinos.

Poveda Ortega describió que la droga ingresaba vía marítima procedente de las costas del Pacífico colombiano a través de Costa Rica y por las costas de Chiapas y Guerrero.

En 2000, El Conejo introdujo a México más de 20 toneladas al año, en cargamentos que iban de tres a cinco toneladas, convirtiéndose en el principal colaborador de El Barbas en el trasiego del alcaloide.

Reconoce que por la pérdida de un submarino con un cargamento de seis toneladas de cocaína, quedó a deber 48 millones de dólares, de los cuales abonó 18 mdd a sus enlaces en Colombia.

Tras la muerte de Arturo Beltrán, El Conejo manifestó que su actividad en el trasiego de drogas disminuyó considerablemente, por lo que se vio obligado a buscar otras opciones de compra-venta.

Asegura que el último cargamento de cocaína que introdujo al país fue de cinco toneladas para ?dgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien no realizó el pago de aproximadamente 40 millones de dólares.

Su principal enlace en Colombia para el abastecimiento de cocaína es uno de los principales jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) identificado como Comba.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *