Apple encara una gran demanda y quizá, el odio de sus clientes

Después de ser condenada a pagar una de las mayores indemnizaciones en la historia de Estados Unidos, Apple se enfrenta a una nueva demanda presentada en la Corte Suprema de San Diego.

De acuerdo con la página del diario español Público, “la queja apunta a que la compañía de la manzana ha utilizado la actualización del sistema operativo para los iPhone 3G a la última versión iOS4, para que los teléfonos pierdan eficacia con el objetivo de conducir a los compradores a adquirir el nuevo modelo iPhone 4″.

La queja indica que “según pueden comprobar expertos en tecnología de la información, el sistema iOS4 es realmente una desactualización para los modelos antiguos y, al instalarse, deja el teléfono prácticamente inútil”.

“Muchos usuarios, confiando en los productos de la compañía, actualizaron sus iPhone 3G a la nueva versión del sistema, que ofrece novedades en aplicaciones y una mayor rapidez en la gestión del terminal. Lo que prometía ofrecer una compatibilidad total con todos los terminales se ha convertido en una decepción para miles de usuarios, apunta la queja”, señala el sitio.

Básicamente, una vez instalado el sistema operativo iOS4 en los móviles 3G no había manera para la mayoría de los clientes de volver a la versión anterior, dejando el teléfono como un terminal prácticamente inutilizable. Es algo que se plasma en diferentes foros de soporte de Apple“, explica.

“El demandante, Bianca Wofford, solicita la devolución a todos los usuarios de los costes de sus teléfonos, además de una indemnización adicional de 5 mil dólares por daños y perjuicios”, concluye

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *