Panadería en problemas por ayuda a inmigrantes

La procuraduría federal en San Diego presentó hoy por primera vez cargos por “conspiración para ayuda a indocumentados” contra el dueño y dos supervisores de una panadería de San Diego, California.

Los acusados enfrentan por esos cargos hasta 25 años de prisión, de acuerdo con informaciones de la propia procuraduría.

El caso se inició con una redada a la panadería S&S Bakery de la zona turística de Pacific Beach en San Diego. Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detuvieron en la redada a 41 indocumentados.

Aparte de ese grupo había otro de 32 trabajadores que son residentes legales y ciudadanos estadunidenses.

Aparte de los 41 detenidos, las autoridades encontraron a otros tres indocumentados en la casa de uno de los supervisores y a una mujer que había sido arrestada y deportada en 2005 y se encontraba reincidente en California.

Según los cargos, el dueño de la panadería, Jesse William Fadick, de 64 años de edad, y los supervisores Rigoberto Sarmiento Machuca y Rogelio Machuca Sarmiento, aceptaron documentos falsos de los indocumentados.

En encausamiento separado, las autoridades presentaron cargos menos severos contra Abel Baizabal y contra Norma Angélica Flores, de 42 años, quien enfrenta cargos por indocumentada reincidente luego de ser deportada.

La procuradora Laura Duffy destacó que la panadería es una empresa donde más del 50 por ciento de los trabajadores son indocumentados.

La misma empresa había sido sancionada antes por contratar a trabajadores indocumentados.

Los cargos se basan en investigaciones del ICE y de la Administración del Seguro Social.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *