Francisco Franco Salazar

Francisco Franco Salazar nació en San Miguel Anenecuilco el 4 de octubre de 1879. Sus padres fueron Lucio Franco y Crispina Salazar, hermana de Cleofas Salazar madre de Emiliano Zapata Salazar. Fue el mayor de sus hermanos: Cresencio, Miguel, Emiliana y Leonor, Irinea y Paula. Chico Franco estudió en la escuela de Anenecuilco y fue primo hermano de Emiliano Zapata, ambos fueron compañeros inseparables desde su infancia hasta la madurez, viviendo juntos innumerables aventuras. Se casó con Demetria Sánchez Torres y en su matrimonio procreó diez hijos. Andrés, Claudio, Donaciana, Ángel, Julián, Sirenio, Margarita, Esperanza, Verulo y Marciana. En 1905 Luciano Cabrera y Avelino Salamanca nombrados por la asamblea del pueblo como sus representantes piden al archivo general de la nación las constancias históricas que contienen los derechos de las tierras de Anenecuilco. En el año de 1909, el día 12 de septiembre se reúne el consejo de ancianos presididos por el entonces calpulelque Don José Merino, quien por razones de edad, solicita entregar el cargo a un joven que reúna como principales cualidades la seriedad de sus actos, sin vicios, conocedor de los problemas de su pueblo y proveniente de una familia honorable, son propuestos como candidatos: Modesto González, Bartolo Parral y Emiliano Zapata. Todos coinciden en darle el cargo de calpulelque a Emiliano Zapata, quedando como su secretario particular su primo hermano Francisco Salazar, ambos son trasladados a la sacristía de la iglesia donde se encontraban los documentos y tras una ardua enseñanza de 30 días la cual se basaba en el estudio de los códices, y documentos históricos que demostraban la autenticidad de la tenencia de la tierra. Francisco y Emiliano aprenden así a amar su historia y su cultura. Cuando Emiliano Zapata se incorpora al movimiento revolucionario hace entrega de los códices, glifos y documentos a su primo Francisco Franco convirtiéndose éste en el guardián de tan valiosa documentación. Emiliano le encarga a su primo la misión de cuidar los documentos con su vida. Zapata le dice: ??con tu vida me respondes y si me fallas te cuelgo de un casahuate? y Chico le responde: “Mejor me muero, antes de fallarle a ti y a la causa”. A la muerte de Emiliano, Francisco oculta tan valioso encargo y tiene que huir ya que es perseguido por la importancia de los papeles y no puede regresar hasta que es nombrado presidente el general Lázaro Cárdenas. En 1940 Francisco Franco junto con Jesús Sotelo Inclán prepara un libro llamado ??Raíz y razón de Zapata?. Dicho libro no trajo los beneficios que ambos esperaban pero se dieron a conocer la existencia de los documentos históricos de manos de Chico Franco. La noche del domingo 20 de diciembre de 1947, la casa de Francisco Franco es tomada por asalto mientras él y su familia dormían, la señora Demetria y su hija la más pequeña Marciana se tiraron al piso, mientras que Esperanza, Verulo y Julio se protegieron entre bidones llenos de maíz. Las balas traspasaron las frágiles paredes de carrizo y Franco y dos de sus hijos: Julio y Verulo, respondieron valientemente al ataque pero por desgracia salieron heridos. Otro de sus hijos, Sirenio, logró escapar entre el tiroteo, corrió dirigiéndose a tocar las campanas de la iglesia del pueblo en busca de ayuda. Mientras tanto, Chico Franco le pide a su hija Esperanza que llame a las autoridades para hablar con ellos, ya que se encontraban heridos y necesitaban ayuda médica. A las seis y media de la mañana llegó un camión de carga propiedad de un hombre apodado ??El Garnacha?; al camión subieron a Francisco, Julián y Verulo y los llevaron a Cuernavaca. Durante el trayecto fueron torturados para sacarles dónde estaban los documentos, pero por lealtad Francisco guardó el secreto aún a costa de su vida y la de sus hijos, así como de la tranquilidad del resto de su familia. Sus cuerpos fueron encontrados dos días después en el Cañón de lobos muertos a bayonetazos. El 22 de diciembre de 1947 fueron enterrados en el panteón de la iglesia de San Miguel Anenecuilco donde a la fecha yacen sus restos, su hija Esperanza a un año de muertos le arranca el secreto a Antonio Nogueda en aquel entonces jefe de la judicial de Cuautla quien fuera partícipe también en el tiroteo, dándole los nombres de las personas que mandaron matar a su padre Francisco Franco y a sus hermanos. Estas personas fueron Nicolás Zapata, Miguel Franco, Sebastián Luna, Felipe Rodríguez y Don Pedro Medina. Chico Franco antes de morir le confió en secreto a su hija Esperanza dónde se encontraban los documentos.

( Biografía realizada por Diala Sánchez Aragón)

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *