Sin titulo alguno. Por Tania Garza

Hace algunos años llegó a mi casa ??Lady? una perrita French de un mes de nacida, me la regalaron. Duerme con mis papas y su felicidad más grande es vernos llegar por la tarde o a la hora de la comida, que le rasquemos la panza es su delirio y se deprime cuando uno de nosotros pasa algunos días fuera de la casa. Con los años Lady nos trajo a RayoVaco y a Frida. Frida y Lady son las princesas de mi casa.

Hace algunos años por azares del destino llegue a Suiza a vivir. Es un país maravilloso en casi todos los sentidos, el clima, las calles, los restaurantes, los horarios, las leyes, la puntualidad, la tranquilidad, las mascotas.

Al llegar yo a la casa donde iba a vivir me recibió Friskies, la mascota de la casa, como si me conociera de toda la vida. A los días supe su historia, era una perrita adoptada por la familia el día en que vieron como un auto la atropelló, vivían en ese entonces en la Ciudad de México. Pasó un mes desde el día del atropello al día en que llegó a su casa por primera vez casi totalmente recuperada de su accidente.

Friskies es la perra más educada que yo conozco, cariñosa y agradecida con sus amos; voló de la Ciudad de México a Suiza con la familia que la adoptó cuando tuvieron que mudarse a aquel país.

A los días de haber llegado, quedé sorprendida de ver que no había perros ni gatos callejeros en aquella ciudad suiza, que todos tenían dueño, por ley está prohibido que tu mascota ande sola por la calle, siempre tiene que ir acompañada de un humano. Puedes llevar a tu perr@ a todos lados, si llegas a un restaurante, le traen agua y a veces hasta croquetas, si te subes al tren, le hacen un lugar para que quede cerca de ti. El único lugar a donde no puede entrar es al supermercado pero hay unos ganchos afuera de estos para que ahí l@ amarres y puedas hacer tus compras sin ningún problema, nadie se los roba.

En la casa donde yo vivía aprendí muchas cosas, entre ellas el amor a mi mascota y el amor a todas las mascotas, la Sra. De la casa, vegetariana, dedicada a su familia y al rescate y defensa de los animales, fue la que me enseñó lo que significa amar a tu mascota y a los demás animales y juntas rescatamos algún que otro animalito que nos encontrábamos en la calle, los llevábamos al refugio de animales del gobierno (sorprendente ¿no?). Al mudarnos a Estados Unidos empezamos a rescatar perritos, pero no los podíamos tener en casa, los llevábamos a un refugio que no tenía ninguna relación ni era sustentado con fondos del gobierno.

Terminemos con las mascotas que rondan las calles, se responsable y esteriliza a tus perritas y/o gatitas, ya hay muchos en los refugios esperando ser adoptados, todos merecen tener un hogar y un amo a quien recibir cuando llegue, alguien que esté consciente de la responsabilidad de tener una mascota y tratarla como se merece.

Siempre habrá en la calle alguna mascota sin nombre esperando a que alguien lo adopte, hasta que tengamos cultura en éste tema como en Suiza y un gobierno como el de ese país preocupado por los animales y su bienestar. No compres, Adopta.

Tania Garza

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *