Sepa usted que es la depresion posparto

Depresión posparto

Es una depresión de moderada a intensa en una mujer después de que ha dado a luz y se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde. La mayor parte del tiempo ocurre en algún momento dentro de las primeras 4 semanas después del parto.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Cambios esperados en el estado anímico:

Las mujeres comúnmente presentan cambios en el estado anímico durante el embarazo, los cuales son causados por cambios en los niveles hormonales. Muchos cambios en el estado anímico son normales e incluso esperados, dado que tener un bebé puede llevar a algunos cambios en el estilo de vida. El apoyo por parte de la familia y los amigos puede ayudar.

Depresión puerperal:

Más de la mitad de las mujeres pueden experimentar depresión durante un corto tiempo después del embarazo, manifestada con sentimientos de ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud que a menudo se conocen como “depresión puerperal”. Esto generalmente ocurre en las primeras semanas después del embarazo y desaparece pronto, sin necesidad de tratamiento.

Depresión posparto:

La depresión posparto es un trastorno más grave que afecta del 8 al 20% de las mujeres después del embarazo, especialmente durante las primeras 4 semanas, y es necesario buscar atención médica para tratarla.

Usted tiene mayores probabilidades de experimentar depresión posparto si:

Tiene menos de 20 años.

Actualmente consume alcohol, alucinógenos o fuma (éstos también son riesgos médicos serios para la salud del bebé).

No planeó o no desea el embarazo

Tuvo un trastorno de ansiedad o del estado anímico antes del embarazo, incluyendo depresión con un embarazo anterior.

Le ocurrió algo estresante durante el embarazo, incluyendo una enfermedad, muerte o enfermedad de un ser querido, un parto difícil o de emergencia, parto prematuro o una enfermedad o anomalía del bebé.

Tiene un familiar cercano que haya experimentado depresión o ansiedad.

Tiene una mala relación con el esposo, el novio u otro ser querido en su vida o no está casada.

Tiene poco apoyo de la familia, los amigos o de otro ser querido.

Tiene problemas financieros (bajos ingresos, vivienda deficiente).

Anteriormente intentó suicidarse.

Recibió poco apoyo de los padres en la infancia.

Síntomas

La mayoría de los síntomas son los mismos que en la depresión grave.

Además del estado de ánimo deprimido, usted puede presentar los siguientes síntomas casi todos los días:

Agitación e irritabilidad

Disminución del apetito

Dificultad para concentrarse o pensar

Sentimiento de inutilidad o culpa

Sentimiento de retraimiento, aislamiento social o desconexión

Falta de placer en todas o en la mayoría de las actividades

Pérdida de energía

Sentimientos negativos hacia el bebé

Pensamientos de muerte o suicidio

Dificultad para dormir

Signos y exámenes

No existe un examen único para diagnosticar la depresión posparto. El médico puede solicitarle que llene un cuestionario en su visita al consultorio para buscar signos de depresión o riesgos para esta enfermedad.

Algunas veces, la depresión después del embarazo puede estar relacionada con otros trastornos médicos. El hipotiroidismo, por ejemplo, ocasiona síntomas como fatiga, irritabilidad y depresión. Las mujeres con depresión posparto deben hacerse un examen de sangre con el fin de verificar si hay bajos niveles de las hormonas tiroideas.

Tratamiento

El tratamiento para la depresión posparto a menudo incluye medicamentos, terapia o la combinación de ambos. Existen varios tipos de medicamentos antidepresivos que se les pueden administrar a las madres lactantes, incluyendo nortriptilina, paroxetina y sertralina.

Si usted está pensando en hacerse daño a sí misma o al bebé, busque ayuda médica de inmediato. Si se diagnostica depresión, usted puede necesitar un seguimiento minucioso durante al menos seis meses.

Grupos de apoyo

La participación en grupos de apoyo puede ser valiosa, pero debe ser combinada con medicamentos y psicoterapia formal.

Expectativas (pronóstico)

Los medicamentos y la asesoría profesional con frecuencia son efectivos para reducir o eliminar los síntomas.

Complicaciones

Sin tratamiento, la depresión posparto puede durar meses o años y usted puede estar en riesgo de hacerse daño a sí misma o al bebé.
Las complicaciones potenciales a largo plazo son las mismas que en la depresión grave.

Situaciones que requieren asistencia médica

Coméntele al médico o al pediatra si experimenta depresión después del embarazo. No le dé miedo buscar ayuda inmediatamente si se siente abrumada y con temor de que pueda hacerle daño al bebé.
Prevención

El hecho de tener un buen apoyo social por parte de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo puede ayudar a reducir la gravedad de la depresión posparto, pero puede no prevenirla.

Los cuestionarios de evaluación pueden ayudar a la detección temprana de la depresión o los riesgos de padecerla.

Nombres alternativos
Depresión posterior al parto

Referencias

Wisner KL, Sit DKY, Reynolds SK, et al. Psychiatric disorders. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics – Normal and Problem Pregnancies. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2007:chap 50.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *