Regresa brasero ceremonial

Al cumplirse 15 a√Īos del hallazgo de cinco braseros ceremoniales prehisp√°nicos en terrenos ejidales de la delegaci√≥n Tl√°huac, en la Ciudad de M√©xico, sus habitantes celebrar√°n el regreso de uno de ellos: el de Chicomec√≥atl, diosa mexica del ma√≠z maduro, cuya r√©plica ser√° resguardada en el Museo Regional Comunitario Cuitl√°huac, a partir de este s√°bado 4 de septiembre.

Fue el 3 de agosto de 1995 cuando Jes√ļs Galindo Ortega, al trabajar algunos cultivos en tierras de San Pedro Tl√°huac, descubri√≥ bajo la maleza los cinco braseros ceremoniales, elaborados en barro cocido con una capa de estuco, todos de grandes dimensiones (que van de los 106 a 120 cent√≠metros) y con una riqueza ornamental que pod√≠a apreciarse gracias a su buen estado de conservaci√≥n.

Se trata de piezas de gran calidad, que representan a sacerdotes vestidos como dioses y que participan en una ceremonia dedicada al ma√≠z y a la fertilidad, como se advierte en la l√°mina 36 del C√≥dice Borb√≥nico, en la que se aprecia la imagen de varios se√Īores que tienen los mismos elementos iconogr√°ficos de los braseros, y quienes est√°n participando en una ceremonia llamada #Titl#, dedicada a la fertilidad.

Los braseros representan a Xilonen, diosa de la fertilidad; Chicomecóatl, diosa del maíz maduro; Tláloc, dios de la lluvia; Nappatecuhtli, sacerdote de Tláloc, y Chalchiuhtlicue, diosa del agua.

Considerado un descubrimiento histórico en la arqueología mexicana, el hallazgo fue notificado al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), y el arqueólogo Pedro Ortega, de la Dirección de Salvamento Arqueológico, al acudir al sitio quedó sorprendido por la belleza de las piezas de la cultura mexica, que datan del periodo Posclásico Tardío, entre 1500 y 1520 d.C.

En cuanto a la riqueza iconográfica de los braseros, la diosa Chicomecóatl carga un cetro con dos mazorcas, con las cuales intenta dotar de energía al campo para una buena cosecha; Xilonen porta un tocado con plumas de quetzal, que representa a la mazorca tierna; Tláloc tiene rostro humano y porta una máscara del dios de la lluvia, además de un tocado con varias protuberancias que representan los cerros de donde nacen los ríos; Nappatecuhtli presenta un adorno en la cabeza con el rostro de Tláloc, y Chalchiuhtlicue, de la cual no se pudieron rescatar sus elementos iconográficos, porque se halló incompleta.

Una vez realizado el salvamento arqueológico, las piezas fueron sometidas a un proceso de restauración. Finalmente, en 2001 fueron llevados al Museo Nacional de Antropología para su exhibición permanente en la Sala Mexica, donde cientos de personas admiran a diario la belleza de cuatro de los cinco braseros ceremoniales, ya que se determinó no incluir la pieza deteriorada.

Los braseros prehisp√°nicos han formado parte de exposiciones internacionales, como Aztecas, en la Royal Academy of Arts, en Londres; #Tesoros de los aztecas#, en el Palacio Ruspoli, en Roma, Italia; #El imperio azteca#, en los museos Guggenheim, de Nueva York y Bilbao; #El Pante√≥n Azteca y el arte del imperio#, en el Museo Paul Getty, en Los √Āngeles, EU.

Una r√©plica fiel en cuanto a tama√Īo (de 1.10 m de altura por 70 cms de ancho), forma y riqueza iconogr√°fica de la diosa Chicomec√≥atl, realizada durante m√°s de un a√Īo en los Talleres de Reproducciones del INAH, entregar√° el Instituto este s√°bado a la comunidad de Tl√°huac, con motivo de la celebraci√≥n del 15 aniversario del hallazgo.

El arque√≥logo Pedro Ortega abund√≥ que este brasero presenta una rica policrom√≠a en rojo, blanco, negro y azul. ‚??Esta pieza presenta en su parte posterior un recipiente en el que se colocaba el copal que se ofrec√≠a a los dioses en la √©poca prehisp√°nica, en agradecimiento por un buen ciclo de lluvias y abundantes cosechas‚?Ě.

Para su recibimiento, los habitantes han organizado una fiesta, este s√°bado 4 de septiembre a partir de las 11:00 horas, en la que habr√° danzas, m√ļsica y una procesi√≥n que partir√° de la explanada de la delegaci√≥n Tl√°huac al Museo Regional Comunitario Cuitl√°huac, que ser√° la sede de esta valiosa pieza.

Jes√ļs Galindo Ortega, quien preside la Alianza de los Barrios Tizic, Tecpancalco, Atenchincalca y Teopancalco A.C., coment√≥ que el INAH ir√° entregando a la comunidad reproducciones de los otros cuatro braseros hallados en Tl√°huac, para su exhibici√≥n en el museo de la localidad.

‚??De acuerdo con el ofrecimiento hecho por el Instituto a la poblaci√≥n, esto se har√≠a una vez que nos hayamos constituido en asociaci√≥n civil y √≥rgano coadyuvante en la preservaci√≥n del patrimonio arqueol√≥gico e hist√≥rico.

‚??De este modo, a√Īos atr√°s se cre√≥ dicha asociaci√≥n civil, y se fund√≥ el Museo Comunitario Cuitl√°huac, que actualmente cuenta con un acervo de 80 piezas arqueol√≥gicas, entre ellas, esculturas en piedra, vasijas y sellos.

‚??Todo este trabajo ha permitido crear conciencia en la comunidad sobre la necesidad de preservar el patrimonio arqueol√≥gico de Tl√°huac, que fue un centro ceremonial mexica muy importante, de tal suerte que desde mediados del siglo XX se ha registrado el descubrimiento de diversas piezas. Sin embargo, a partir del hallazgo de los braseros, la gente se ha interesado m√°s en la conservaci√≥n de este patrimonio y ha donado al museo las piezas que poco a poco ha ido encontrando‚?Ě, subray√≥ Jes√ļs Galindo.

El Museo Regional Comunitario Cuitl√°huac se ubica en calzada Tl√°huac Chalco 63, barrio La Magdalena, centro de Tl√°huac

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *