Politica e Internet, por El Enigma

Internet es un escaparate en donde todos desean estar, las redes sociales han demostrado que el paradigma de los noventas, sobre que el ciudadano se abstraería hasta no volver a convivir con otros como él en persona, fue una mala frase.

Es más, muchos mexicanos hacen negocios en Internet y conocen a la gente que está del otro lado del monitor, leyéndole o viéndole en video o imagen, interactuando para saber si una pieza para un motor la tienen o simplemente están platicando ya que son familia.

El único problema, es que Internet tiene muy pocas reglas y casi ninguna, se conoce bien a bien.

Funciona mucho el sentido común de las personas que navegan, no te agredo, no me agredes, veo material para adultos pero de rapidito, elimino mis claves y ya.

En cambio en el mundo fuera de Internet, las leyes jurídicas así como las normas sociales, nos tienen en todo momento bajo la lupa, cómo caminamos, cómo vestimos, quiénes somos, a qué nos dedicamos, nuestra higiene, cómo hablamos, dónde tomamos el transporte, etc.
Tanto, que mucha gente está buscando la forma de brincarse la norma para flexibilizarla o sentirse más, o sacarle un provecho.

El caso es que desde el 2007, se hizo una reforma electoral que además de retirar al que era consejero presidente del Instituto Federal Electoral (Dr. Luis Carlos Ugalde) también modificó la relación entre medios y partidos políticos y/o candidatos políticos a cargos de elección popular en el futuro.

Un ex candidato presidencial que no llegó a los Pinos, se sintió muy agraviado y para calmar la petición de sangre de parte de sus huestes, se dio una reforma electoral muy extraña, tanto, que para evitar ??la guerra sucia? en los medios de comunicación, los medios se quedaron sin el dinero que las campañas y sus candidatos pagaban por anuncios.

De igual manera que no se puede hablar mal de una persona, que se tenga cuidado ya que la pena es muy fuerte, hasta el retiro de la concesión del medio, etc.

Pero jamás se legisló sobre Internet.

Así que las elecciones prueba fueron 2009.

Aparecieron en redes sociales los candidatos que en muchos casos no eran ellos, sino personas que tenían la ??cuenta oficial? del candidato para enviar mensajes, así de igual manera, aparecieron las cuentas ??no oficiales? que estaban para ridiculizar y denostar a los candidatos.
Algunos con mucho humor, otros simplemente directos a la yugular.

¿Dónde se podrían quejar partidos o candidatos? El IFE no tiene ley alguna para hacer valer el respeto así como la tregua electoral o silencio, previo a la apertura de urnas, durante la jornada electoral y claro está, al final de la jornada.

La locura, simplemente la locura. Pero todos aquellos que más acción tuvieron en el país, que casi podemos decir, ganaron ya que eran los más populares en Internet, a través de Facebook y de Twitter, lograron los triunfos en las urnas.

Esto mismo ocurrió con las elecciones en Estados Unidos, de hecho, fue Barack Obama quien nos mostró el camino, las redes sociales te aproximan a los demás, a tus potenciales votantes, los de casa ya los tienes en la bolsa, gánate a los que siempre decidirán en el ultimo momento.

Ahora, después de eso, hemos visto la llegada de una pléyade de políticos que están buscando informar sus acciones, diputados que dicen que hasta en domingo, están en eventos públicos que son difíciles de verificar.

Senadores que puntualmente han apoyado a gente de Internet, para que se les escuche y de esa manera se bloqueara el impuesto del 3% a Internet.

Algo debió funcionar, algo simplemente juro que debió brillar, que ahora, ya cada vez más políticos llegan y en las redes sociales, quieren estar.

Un ejemplo, rumbo al 2012 se habla mucho de que los candidatos importantes de los tres partidos principales en el país, son una terna hasta el último trimestre del próximo año. Pero dígame usted, sino es curioso que ya estén entre nosotros en Twitter.

¿Y por qué Twitter? Me preguntará usted, simplemente porque es la red social por excelencia en este momento.

Rápida, simple, fácil, gratuita y sobretodo, ágil.

La gente ahí mismo en minutos hace que un rumor se convierta en tema de importancia para la red aunque poco tiempo después también sea desmentido. Pero se han dado casos de popularidad exprés o descrédito abismal.

Sí, las redes sociales y en especial Twitter es un animal difícil de poder comprender, pero aun así, por todas las virtudes que le mencioné, la gente lo prefiere y con la facilidad que es hoy en día traer Internet en un teléfono celular, bueno, más atractivo se hace.

Han comenzado a aparecer por todas estas razones, personas que ya se barajean en el futuro político de México.

Marcelo Ebrard Casaubon, quien tiene cuenta verificada y nos hace saber así Twitter que él es quien twittea. Jefe de gobierno de la Ciudad de México y además, aspirante a la presidencia si así lo apoya su partido (el PRD) el próximo año.

Javier Lozano A. actual Secretario del Trabajo y Previsión Social quien junto con Ernesto Cordero, se manejan en la terna para la candidatura por el Partido Acción Nacional. Claro es muy pronto ver realidades, pero han estado bajo la lupa y el escrutinio de la ciudadanía ya sea por la crisis de Mexicana y el Sindicato de Electricistas o por la crisis económica.

¿El PRI?, tuvimos en Twitter al senador Manlio Fabio Beltrones pero tres días después cerró su cuenta diciendo que ??le había rebasado? el Twitter y yo le respondí, ??Olvide la presidencia ya que el país le va aplastar?.
Enrique Peña Nieto aún no se aproxima o le interesa, quizá para no estar expuesto.

Las redes sociales, la victoria o la derrota que un político sin haber llegado a la urnas, puede tener.

El Enigma
Analista consultor en riesgos financieros y económicos, editor en jefe de Solo-Opiniones y Sumayresta.net

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *