Francisco Villa, 1878-1923

Su verdadero nombre era Doroteo Arango. Nacido en la hacienda de R√≠o Grande, jurisdicci√≥n de S. Juan del R√≠o, Durango, era hijo de Agust√≠n Arango y de Micaela Qui√Īones Ar√°mbula.

Dedicado desde la infancia a las labores del campo, pronto fue excelente caballista. Hu√©rfano todav√≠a adolescente, jefe de familia, defendi√≥ a una hermana ofendida por uno de los due√Īos de la hacienda en cuyas tierras trabajaba, y que abandon√≥ para rehuir la persecuci√≥n de una justicia parcial. Cambi√≥ entonces su nombre por el que se hizo famoso no s√≥lo en la historia de la Revoluci√≥n Mexicana, sino en todo el mundo, que le conocer√° por Pancho Villa.

Los hechos de los a√Īos anteriores a su adhesi√≥n a la campa√Īa de Madero, se√Īalan las fallas del hombre rudo e impulsivo dependiente de una sociedad que le tolera, o que le acosa cuando le considera fuera de su propia ley.

Villa se uni√≥ a la campa√Īa maderista en 1909, bajo la influencia de Abraham Gonz√°lez, gobernador a la saz√≥n del estado de Chihuahua. Aunque Villa no tuvo educaci√≥n escolar, sus actividades comerciales le hab√≠an hecho aprender a leer y escribir. Su compromiso de levantarse en armas contra la dictadura de Porfirio D√≠az, lo cumpli√≥ el 17 de noviembre de 1910, al atacar la hacienda de Cavar√≠a, en Chihuahua, al que le siguieron los encuentros de San Andr√©s, Las Escobas y Ciudad Camargo.

Desde un principio se destacaron sus dotes como combatiente y organizador, ayudado por el exacto conocimiento del terreno que pisaba. Conoci√≥ a Francisco I. Madero, en la hacienda de Bustillos, ante el cual se present√≥ con regular n√ļmero de tropa, disciplinada y bien pertrechada. Recibi√≥ entonces el grado de coronel. Es significativo que ya figurara entre militares de mayor historia, entre los que concurrieron a la junta convocada por Madero el 1 de mayo de 1911, frente a Ciudad Ju√°rez, para concertar la paz.

De acuerdo con Pascual Orozco, Villa atac√≥ Ciudad Ju√°rez y obtuvo uno de los primeros y m√°s se√Īalados triunfos de la revoluci√≥n incipiente. Al triunfo de la lucha armada, Villa se dedic√≥ al comercio.

Radicado en la ciudad de Chihuahua, fue introductor de ganado y due√Īo de varias carnicer√≠as. Su nueva etapa en los campos de batalla se inici√≥ al producirse la rebeli√≥n de Pascual Orozco. Combati√≥ en territorios de Chihuahua y de Durango, en donde engros√≥ sus filas. En Torre√≥n se incorpor√≥ a las tropas de Victoriano Huerta, encargado por el gobierno de Madero para someter a los orozquistas.

Por su lealtad y m√©ritos en campa√Īa ascendi√≥ a general brigadier honorario. Triunf√≥ en Conejos y en la importante acci√≥n de Rellano. El recelo de Victoriano Huerta le provoc√≥ dificultades, y estuvo a punto de ser fusilado. Remitido preso a la ciudad de M√©xico, se fug√≥ de la c√°rcel Militar en 1912, y pasando por Guadalajara y Manzanillo, march√≥ a Estados Unidos.

Regres√≥ al pa√≠s a la muerte de Madero; se intern√≥ por Chihuahua con s√≥lo ocho hombres, a los que se unieron pronto miles de soldados que le siguieron en sus acciones de guerra. Fue auxiliado con dinero por el gobernador de Sonora, Jos√© Mar√≠a Maytorena. Combati√≥ contra los generales Salvador R. Mercado y F√©lix Terrazas. A este √ļltimo le hizo 237 prisioneros, que fusila en cumplimiento de la Ley de 25 de enero de 1862.

En Ciudad Jiménez, en septiembre de 1913, se constituyó la famosa División del Norte, poco antes del ataque a Torreón, y que su origen comandó Villa. Las dos batallas que precedieron a la toma de Torreón, ocurridas el 30 de septiembre de 1913 y abril de 1914, son consideradas dignas de figurar en tratados en materia bélica.

De vuelta a Chihuahua, atacó a la capital, y con la rapidez que desconcertaba a sus adversarios, marchó sobre Ciudad Juárez que ocupó el 15 de noviembre de 1913. Dio después la batalla de Tierra Blanca, en la que desarrolló su intuición militar. Toda una división federal fue derrotada, apoderándose de parque e implementos. Ganó al poco tiempo la batalla de Ojinaga, y el 8 de diciembre de 1913 entró a la ciudad de Chihuahua, donde asumió el cargo de gobernador provisional.

Demostr√≥ capacidad administrativa; restableci√≥ el orden, abarat√≥ los art√≠culos de primera necesidad, abri√≥ el Instituto Cient√≠fico y Literario; condon√≥ contribuciones atrasadas, y emiti√≥ papel moneda. Aunque dej√≥ el gobierno el 8 de enero de 1914 en la pr√°ctica, ejerci√≥ el poder varios meses m√°s. En marzo combati√≥ en G√≥mez Palacio, ya incorporados a la Divisi√≥n del Norte los generales Felipe √Āngeles, Jos√© Isabel Robles y Ra√ļl Madero.

Desde sus primeros triunfos se suscitaron hondas diferencias con Venustiano Carranza. √?ste le orden√≥ tomar la ciudad de Saltillo, regate√°ndole por otra parte pertrechos necesarios para llevarlo a cabo, mientras que, al mismo tiempo, se fraguaban maniobras pol√≠ticas entre los elementos villistas y las autoridades civiles de Chihuahua. Sin embargo, obedeci√≥ Villa las √≥rdenes de Carranza y tom√≥ a sangre y fuego la plaza de Zacatecas el 23 de junio de 1914. Esta victoria decidi√≥ el triunfo de las armas revolucionarias y la ca√≠da de Victoriano Huerta. Ahondada la divisi√≥n con Carranza, interviene el general √Ālvaro Obreg√≥n cerca de Villa, que estuvo a punto de fusilar al enviado de M√©xico.

Inaugurada la Convención el 1 de octubre, se trasladó el 10 a Aguascalientes Ahí se unieron zapatistas y villistas en contra de los afectos a Carranza. La Convención cesó a Villa y a Carranza de sus cargos pero bajo la presidencia del general Eulalio Gutiérrez, Villa fue designado jefe de Operaciones de la Convención. Entró a la ciudad de México con Emiliano Zapata el 6 de diciembre de 1914.

La controversia política se desplazó a los campos de batalla; Villa fue derrotado en la zona del Bajío: Celaya, León y Trinidad. Se vio obligado a regresar a su punto de partida, al norte, donde siguió combatiendo hasta 1915. Fracasó en una incursión sobre Sonora. Atacó Columbus, lugar fronterizo de Estados Unidos, y provocó la llamada Expedición Punitiva. Sus tropas se redujeron y aunque tuvo fuerzas para amedrentar a los congresistas de Querétaro (1916-1917), Villa había perdido su categoría de jefe de ejércitos para volver a su condición de temido guerrillero, y entrar en la leyenda.

Nombrado presidente interino Adolfo de la Huerta en 1920, se efectuó en mayo de 1920 una entrevista cerca del pueblo de Allende, Chihuahua, entre los generales Francisco Villa e Ignacio C. Enríquez, con el objeto de que el primero reconociera al gobierno surgido del Plan de Agua Prieta, y de que depusiera las armas, ya que Venustiano Carranza, contra quien luchaba, había sido muerto. Antes de concluir las entrevistas y como las tropas de Enríquez planeaban aprehender a Villa, éste esquivó estas tropas y se retiró.

Por fin Villa se amnisti√≥ gracias a los buenos oficios de su amigo El√≠as Torres, firm√°ndose los Convenios de Sabinas. Se le reconoci√≥ el grado de general de divisi√≥n con haberes completos, y recibi√≥ en propiedad el Rancho de Canutillo de 25 mil hect√°reas, cercano a Hidalgo del Parral, Chihuahua, que explot√≥ con sus antiguos compa√Īeros de la Divisi√≥n del Norte, los Dorados.

El 20 de julio de 1923, Villa, en compa√Ī√≠a de su fiel compa√Īero de armas, el coronel Miguel Trillo, cae asesinado v√≠ctima de una emboscada que le tiende Jes√ļs Salas Barraza en las entradas de la ciudad de Parral.

Sus restos fueron profanados en febrero de 1926, cuando un estadounidense viola la tumba en donde descansaban y se llevó a su país la cabeza del Centauro del Norte. En 1967 se colocó su nombre, con letras de oro, en el recinto de la Cámara de Diputados, y el 20 de noviembre de 1969 se inauguró una estatua ecuestre con la efigie de Villa en la ciudad de México.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *