Anthony Blair vs Gordon Brown, ¿a quien le va?

El ex primer ministro de Reino Unido, Anthony Blair define a su predecesor Gordon Brown como un hombre “difícil y por momentos exasperante”, en su libro de memorias que sale a la venta este miércoles.

En lo que es considerado una “bomba” dentro de las filas del Partido Laborista por las revelaciones que hace Blair durante su paso por el 10 de Downing Street, el ex premier indica sobre la gestión de Brown que “sabía iba a ser un desastre”.

Blair culpa a Brown de la derrota de los laboristas en las pasadas elecciones del 6 de mayo, que ganaron los conservadores de David Cameron, y arremete contra él al definirlo como un hombre “carente de instito político a nivel de intuición humana”.

“Cálculo político, sí. Sentimientos políticos, no. Inteligencia analítica, totalmente. Inteligencia emocional, cero”, señala Blair en sus memorias que llevan el título “A Journey”, de más de 700 páginas.

Sin embargo, el ahora líder de opinión considera a Brown como un hombre “firme, capaz y brillante” que poseía una gran influencia en el laborismo y los medios de comunicación, una posición que habría dificultado su marcha de la cartera de Finanzas.

Blair considera que habría sido “casi imposible” elegir a otro sustituto cuando abandonó el cargo en 2007, tras 10 años de gobierno.

“Tenerle dentro y constreñido era mejor que tenerle fuera y darle rienda suelta o, peor aún, convertirse en la figura de una fuerza más dañina hacia la izquierda”, indica en las memorias.

“¿Era una persona difícil y exasperante a veces? La respuesta es sí. Pero también era fuerte, competente y brillante y esas son cosas por las que nunca le perdería el respeto”, sostiene Blair en su libro.

En el adelanto que publicó el diario The Guardian del libro, que ha sido uno de los textos más celosamente guardados para evitar filtraciones, Blair sostiene que Brown trató de chantajearlo luego que amenazó con derrocarle por el escándalo de la financiación del partido a cambio de títulos nobiliarios en 2006.

Así resume Blair el fracaso de su partido: “los laboristas ganaron por ser Nuevo Laborismo”, pero “perdieron porque dejaron de ser Nuevo Laborismo”.

En una entrevista con el conglomerado de medios de la BBC, que será transmitida la noche de este miércoles, Blair precisa que la relación con su ex ministro de Finanzas fue cada vez más imposible.

“Hacia el final, francamente, resultó muy difícil, casi imposible (trabajar con él)”, asegura.

“El problema es que cuando era mi número dos, la gente tal vez sobrevaloró su capacidad para ser primer ministro” y “en sus tres últimos años, ya como primer ministro, la gente en cambio tal vez infravaloró sus puntos fuertes”, comenta.

En el libro, entre otros puntos, también confiesa un episodio de alcoholismo debido a la presión que ejercía Brown para hacerse del mando del Partido Laborista, en franco desafío a su mandato.

El ex líder laborista hace un largo recuento de su gestión como primer ministro y los históricos episodios que marcaron su administración, como la guerra de Irak y el proceso de paz de Irlanda del Norte.

Blair habla de la “angustia” que le causó el conflicto bélico y la tristeza que siente por las vidas sacrificadas, pero reitera que derrocar a Saddam Hussein fue lo correcto.

“No puedo lamentar la decisión de ir a la guerra. Pero puedo decir que nunca supuse que se iba a desencadenar la pesadilla”, señala Blair, sobre los siguientes años de violencia que atraviesa Irak tras la invasión

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *