FCH, Le Monde y la seguridad en Mexico

El presidente Felipe Calderón abre su participación como columnista en el prestigiado periódico francés Le Monde.

¬ŅY que tiene esto de extra√Īo? Dir√° usted como quien simplemente reconoce que el Mandatario Calder√≥n es un l√≠der de opini√≥n, estadista y estratega que lleva los destinos de los mexicanos y varios diarios en el mundo quisiera tener como columnista; de acuerdo, pero lo que llama la atenci√≥n es que habla de la inseguridad.

La seguridad en el mandato de Calder√≥n Hinojosa no era prioridad sino mas bien era el empleo, el se vendi√≥ como el presidente del empleo, no dudo que en alg√ļn momento su secretario de hacienda (al inicio fue el actual gobernador de Banxico, Agust√≠n Carstens) le hizo ver que ven√≠a una recesi√≥n quiz√° fuerte y que a M√©xico impactar√≠a.

Mejor el presidente de la seguridad.

Aunque la teoría de que el mandatario lo que quería era una acción grande compleja y que diera frutos (jamás imaginando la envergadura de la empresa lanzada) ante una legitimidad cuestionada por la mitad del país, emprendió la guerra contra el crimen.

Como sea, en el diario galo Le Monde (el Mundo) obtengo un fragmento que me gustaría citarlo y de ahí continuar este escrito:

“Lo que en realidad est√° sucediendo es que ponemos orden donde no lo hab√≠a. As√≠ que, si ven polvo es porque limpiamos la casa”

Este tipo de analogías son resultado a un florido lenguaje y pensando que todos ven la situación desde su personal óptica.

Nada mas lejano a la realidad, ya que en la ciudadan√≠a ya mucho se habla de que se haga un pacto con los criminales para evitar que los da√Īos colaterales sigan en ciudades como Monterrey, Cuernavaca o Guadalajara, hervideros de sicarios.

Es también cierto de que no había orden, el crimen avanzo desde los tiempos en que Miguel de la Madrid retiro el combate al narcotráfico al ejército para dárselo a los procuradores de justicia de los estados permitiendo una corrupción rampante y desmedida.

Pero esa frase en sí misma no estará ayudando mucho los más de 28 mil muertos por el crimen organizado, sean sicarios o no, es una cifra que está muy por encima de datos halagadores y que viendo se aproximan ejercicios electorales y ya muchos están pensando en las próximas votaciones presidenciales, Felipe Calderón ya siente que casi puede decir lo que quiera como Fox, ya que nadie le hace caso.

Su mandato está lejos de terminar, le falta una tercera parte pero su autoridad en temas como la seguridad, ya esta rebasada, que pena venir a enterarnos y más cuando escribe en diarios extranjeros y ni siquiera nos da la cara en México.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *